El desempleo baja en mayo cuatro veces menos que el pasado año

31.118 afectados. El paro desciende un 0,4%, 124 personas, frente a la disminución media del 0,7% en Castilla y León y del 1,8% en España.
J. ROMERO

El desempleo descendió en mayo en Salamanca por segundo mes consecutivo. El paro disminuyó en 124 personas con respecto a abril, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. El retroceso, sin embargo, ha resultado inferior que en años anteriores. El balance mensual es el menos positivo desde 2001. Entre los años 2002 y 2009, el desempleo se redujo siempre, como mínimo, en cerca de 400 personas en mayo, muy lejos de los resultados de 2010. Las diferencias son sustanciales incluso con los años más cercanos con España inmersa ya en la crisis económica. El descenso del paro en mayo resultó, de esta manera, casi cuatro veces menos intenso que el experimentado en el mismo mes de 2009, cuando la recuperación laboral supuso un recorte de 460 parados. El número de desempleados se mantiene así por encima de la barrera de los treinta mil, en concreto 31.118 ciudadanos. En el último año, el paro ha crecido en 3.828 personas, un 14%, algo menos que la media autonómica, del 15,49%, pero por encima de la española, del 12,32%.

La radiografía que ofrece el desempleo en Salamanca es especialmente preocupante si se compara la evolución del último mes. La tradicional recuperación del paro a partir de los meses de primavera no se está desarrollando en esta ocasión a la velocidad requerida por la gravedad del volumen de la lista de demandantes de trabajo. Entre abril y mayo, el descenso del desempleo alcanza a 125 residentes en la provincia de Salamanca. En el mismo periodo del pasado año, las oficinas del Servicio Público de Empleo se aligeraron en 516 personas. Los números son claros. Ni tan siquiera la habitual ayuda estacional con la llegada del buen tiempo está consolidando una recuperación laboral en tierras salmantinas. El descenso mensual de mayo, del 0,4%, es además el tercero más bajo de Castilla y León, donde la corrección a la baja del paro alcanza el 0,76%, tras Ávila y Segovia. También es claramente más limitado que la media nacional, del 1,84%, con la desaparición de 76.223 desempleados.

Malos datos en servicios
No es la única diferencia que ofrece el análisis del paro en Salamanca en comparación con la situación estatal. El descenso del desempleo en mayo ocurrió en la provincia gracias al comportamiento del sector de la construcción. El paro se recortó en esta actividad económica en 216 personas, de la mano de los primeros proyectos del segundo Plan E, pero subió, en cambio, en el área de servicios en cuarenta ciudadanos. La evolución contrasta con la mejoría del desempleo en España en todos los sectores y, especialmente, en servicios. Salamanca es una de las siete provincias del país, junto con Las Palmas, Tenerife, Guadalajara, Ávila, Segovia, Zamora, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde el paro creció en mayo en una actividad generadora habitualmente de trabajo con el final del invierno.

Mientras, por sexos, la recuperación del mercado de trabajo fue responsabilidad exclusiva masculina. El paro descendió entre los varones en 178 personas. En cambio, el desempleo femenino repuntó en el último mes en 54 ciudadanas, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. El tibio descenso del paro de mayo sí respetó, por otro lado, a todos los colectivos en función de su edad. El desempleo se redujo en 66 personas entre los menores de 25 años y en 58 entre los mayores de 25.