El descuido de la abuela

Para sorpresa de esta bonita pareja, una de las invitadas a su enlace les recibe a la salida de la iglesia con un vaso de vino.

Una vez finalizada la ceremonia eclesiastica, la pareja de recien casados es recibida por sus familiares y amigos a las puestas de la iglesia con pétalos de rosas y granos de arroz, pero para sorpresa de ellos, una de las abuelas invitadas se despista y lanza el vaso de vino en vez de la bolsa de arroz.

 

Entre risas, los novios se secan y la abuela se disculpa. En el fondo es una anécdota más de un día muy especial.