El demoledor ataque blanco noquea al Getafe en una buena primera parte

LA MEJOR VERSIÓN BLANCA. Buena primera mitad de los madridistas ante un Getafe desdibujado y demasiado flojo en defensa. DOS Y DOS. Dos goles de Cristiano Ronaldo y otros dos más de Higuaín
EFE

El Real Madrid recuperó el liderato liguero con una exhibición de fuerza y goles en 45 minutos, que le acercan cada vez más al histórico récord de 107 tantos en una campaña, con Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín disfrutando de la fragilidad defensiva de un Getafe desconocido. Tuvo un encuentro tan plácido el Real Madrid que hasta se reivindicó Gago. En el ostracismo desde su traspaso frustrado al Manchester City, las circunstancias -lesiones de Lass y Mahamadou, más Guti sin estar al cien por cien por golpe- le entregaron el mando. Y estuvo a la altura.

Mandó el Real Madrid desde el inicio. Sin presión del rival. Jugando en corto, con movilidad, en la enésima reivindicación de Rafael Van der Vaart para no echar de menos a Kaká, y con dos delanteros que forman una pareja letal: Cristiano e Higuaín. Había avisado Xabi Alonso con un disparo que sacó como pudo Oscar Ustari, que jugó ‘tocado’, y dos cabezazos de Van der Vaart y Cristiano, cuando el portugués demostró que es el jugador más letal de la Liga a balón parado. Una jugada de Higuaín frenada con mano por Rafa al borde del área no la desaprovechó. Una contra que nació de un robo de Gago, acabó con el Pipita solo, tras asistencia de Van der Vaart. No dudó en la definición en el duelo argentino a los veinte minutos. Tan sólo tres después con el Real Madrid tocando a placer, Gago inventó un pase en profundidad ante el caos defensivo local, que permitió a Higuaín explotar su velocidad y buena definición. Desesperaba Ustari, que intervenía ante Granero y un testarazo de Sergio Ramos, pero nada podía hacer ante un nuevo latigazo de Cristiano. En una acción sin aparente peligro se complicó. Abandonó su zona, se topó en un balón dividido con una entrada de Parejo, que no dudó en marcar a puerta vacía con el portero quejándose en el suelo de su tobillo izquierdo. En la reanudación, con el Real Madrid pensando en el derbi del domingo ante el Atlético de Madrid, el Getafe mejoró su mala imagen. La entrada de Celestini dio músculo a la medular y Manu del Moral imaginación ofensiva.

Desperdició Miku dos acciones de remates claros tras buenas jugadas de Manu y Pedro León espero a la tercera ocasión para poner el 2-4.