El delegado preside el primer encuentro con municipios de La ArmuĂąa para debatir el nuevo modelo territorial

Representantes de 20 municipios se han reunido en Calzada de Valdunciel

Calzada de Valdunciel ha sido el municipio que ha acogido esta maĂąana la primera reuniĂłn presidida por el delegado territorial de la Junta de Castilla y LeĂłn en Salamanca, Bienvenido Mena MerchĂĄn, acompaĂąado por el secretario territorial, Fernando DĂ­az Torres, para avanzar en el nuevo modelo de OrdenaciĂłn del Territorio. En concreto se trata de 21 pueblos de la zona de La ArmuĂąa.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, la Junta plantea un modelo municipal eficaz, encaminado a fortalecer el municipalismo, a travĂŠs de la asociaciĂłn voluntaria en los denominados distritos de interĂŠs comunitario.

A la reuniĂłn han asistido representantes de los ayuntamientos de Calzada de Valdunciel, Forfoleda, Torresmenudas, Aldearrodrigo, San Pelayo de la GuareĂąa, ZamayĂłn, Palacios del Arzobispo, Santiz, Valdelosa, Topas, TardĂĄguila, Palencia de Negrilla, Negrilla de Palencia, Arcediano, La VellĂŠs, Aldeanueva de Figueroa, Parada de Rubiales, La Orbada, Espino de la Orbada y Pajares de la Laguna.

El proceso que afronta la Junta de Castilla y LeĂłn responde a factores como la crisis econĂłmica que obliga a una mayor eficiencia en la actuaciĂłn de las administraciones pĂşblicas, la especificidad de la estructura territorial de Castilla y LeĂłn, caracterizada por su amplio territorio y su singular fragmentaciĂłn municipal y la limitaciĂłn de competencias y funcionalidad de las actuales mancomunidades.

El nuevo modelo de OrdenaciĂłn del Territorio estĂĄ basado en tres premisas esenciales:

  • No se suprimirĂĄ ningĂşn municipio de Salamanca, ni de Castilla y LeĂłn. Todos mantendrĂĄn su idiosincrasia, singularidad e identidad.
  • Los municipios se asociarĂĄn voluntariamente en los denominados distritos de interĂŠs comunitario.
  • No se suprimirĂĄn las Diputaciones provinciales, que seguirĂĄn contando con presidente y diputados.


Los principios que preside este nuevo modelo son, bĂĄsicamente:

  • Voluntariedad: Cada ayuntamiento decidirĂĄ libremente si quiere pertenecer o no al nuevo distrito que le corresponda.
  • Fomento de la economĂ­a a escala en la gestiĂłn local: con la asociaciĂłn municipal en la contrataciĂłn de infraestructuras y servicios se obtienen ventajas econĂłmicas.
  • Evitar la creaciĂłn de nuevas estructuras administrativas.
  • Facilitar la colaboraciĂłn y cooperaciĂłn administrativa, redefiniendo competencias, apostando por la cooperaciĂłn econĂłmica y mejorando la cooperaciĂłn funcional.
  • Evitar duplicidades en el ejercicio de las competencias, funciones y servicios.


En el nuevo modelo de OrdenaciĂłn del Territorio existirĂĄn dos tipos de Distritos de interĂŠs comunitario: los Distritos Rurales y los Distritos Urbanos.

Los Distritos Rurales se delimitarĂĄn, de forma general, a partir de las zonas bĂĄsicas de salud rurales, simple con criterios abiertos. El mapa que resulte serĂĄ fruto de una negociaciĂłn y antes de su aprobaciĂłn definitiva se someterĂĄ a trĂĄmite de audiencia pĂşblica y las entidades y ciudadanos podrĂĄn plantear alegaciones.

Los Distritos Urbanos serĂĄn los que se delimitan por el tĂŠrmino municipal de cada municipio mayor de 20.000 habitantes.

La Junta de Castilla y LeĂłn pretende que el proceso de implantaciĂłn del nuevo modelo de OrdenaciĂłn del Territorio, teniendo en cuanta su especial importancia, no sea unilateral, fruto de la acciĂłn de Gobierno, sino un proceso abierto, en el que se busca el consenso y que necesariamente debe ser participativo.