El delegado del Gobierno visita a las unidades de la Guardia Civil que han participado en el rescate del Pozo de los Humos

El delegado de Gobierno ha visitado a los especialistas en rescates de la Guardia Civil

Han sido un centenar de agentes de varias unidades de rescate de la Guardia Civil los que han trabajado también en el río Pisuerga a su paso por Valladolid

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano –acompañado por el subdelegado en la provincia de Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo-, ha visitado el lunes en la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid (Avda. de Soria, 3), a las unidades del Cuerpo que han participado, en las últimas semanas, en las tareas de rescate de los desaparecidos en el Pozo de los Humos, en la provincia de Salamanca, y en el río Pisuerga en Valladolid: GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la 12 Zona de la Guardia Civil-Castilla y León, con sede en Valladolid; UHEL-61 (Unidad de Helicópteros) de la 12 Zona de la Guardia Civil, con sede en León; Servicio Cinológico (Perros) de la Unidad Central, con sede en El Pardo (Madrid); GREIM (Grupo de Rescate e Intervención en Montaña), con sede en El Barco de Ávila; y las unidades territoriales de Seguridad Ciudadana de las comandancias de Salamanca y Valladolid.

 

En total, un centenar de agentes de varias unidades de rescate de la Guardia Civil (subacuáticas, de montaña, aérea, perros y territoriales) con sus correspondientes medios materiales (vehículos, material de apoyo…), con la colaboración de otras entidades públicas y asociaciones de voluntarios, han participado durante más de quince días en las labores de rescate de sendas personas en el río Pisuerga a su paso por Valladolid y en el Pozo de los Humos, provincia de Salamanca.

 

Durante la visita del delegado del Gobierno –donde se han proyectado vídeos de los dos rescates grabados por la Guardia Civil- han participado, asimismo, el jefe de la 12 Zona de la Guardia Civil, general José Manuel Díez Cubelos, y los jefes de las comandancias de Valladolid y Salamanca, tenientes coroneles Juan Miguel Recio Álvarez y Francisco Javier Jambrina Rodríguez.

 

Rescate de una persona en el Pozo de los Humos (Salamanca)

 

En la tarde del día 4 de abril desapareció Darío Toribio Sastre al precipitarse en el conocido como “Pozo de los Humos”, entre las localidades de Pereña y Masueco, de la provincia de Salamanca. Se inician las labores de búsqueda por componentes de Seguridad Ciudadana, y Unidad Cinológica detectora de cadáveres sumergidos, así como por el GEAS, el helicóptero de la Unidad Aérea de León y el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil.

 

Las condiciones del rescate han sido especialmente difíciles motivado por la abrupta orografía del lugar, el caudal del agua motivado por las condiciones climatológicas y la temperatura de la misma, ocasionando que varios Guardias Civiles participantes en el operativo, resultaran heridos de diversa consideración.

 

Finalmente, y tras 17 días de búsqueda, el 20 de abril es localizado el cadáver de la persona desaparecida en una zona de difícil acceso, siendo necesaria la intervención del helicóptero de la Guardia Civil, del GEAS y del GREIM para poder recuperarlo y trasladarlo a tierra, donde esperaba la comisión judicial.

 

Rescate de una persona en el río Pisuerga, en Valladolid

Solicitado a través del 112, con motivo de la desaparición de una persona en el río Pisuerga a su paso por Valladolid a las 18:30 horas del día 1 de abril de 2013. Se activa el Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la 12 Zona de la Guardia Civil en Castilla y León con sede en Valladolid auxiliados por el helicóptero de la Unidad Aérea de León que se incorpora a la búsqueda.

 

Se inician los rastreos tanto por tierra, agua y aire y se solicita la Unidad Cinológica especialista en la detección de cadáveres sumergidos, procedente de Madrid.

 

Tras 18 días intensa y continuada búsqueda, el día 19 de abril a las 12:00 horas, efectivos del GEAS y de la Unidad Aérea de León, localizan el cadáver de la persona desaparecida a 500 metros del lugar de desaparición, y en la zona marcada anteriormente por la Unidad Cinológica detectora de cadáveres sumergidos, procediendo a su recuperación y puesta a disposición de la autoridad judicial y forense.

 

A modo de resumen, el GEAS ha efectuado un total de 78 inmersiones en condiciones muy complicadas debido a las fuertes lluvias caídas con anterioridad, que han propiciado un elevado caudal del río Pisuerga con la consiguiente velocidad del agua y arrastre de numerosos troncos y piedras de gran tamaño lo que unido a la temperatura media del agua en torno a los 10º C, han complicando enormemente el desarrollo del operativo, durante el cual, resultaron con heridas de diferente consideración, varios componentes del GEAS.