El Decreto de Becas exiguna nota de 5,5 para optar a una beca en el bachillerato y para matrícula gratis en la Universidad

Para acceder a las ayudas económicas directas que plantea el sistema, dos ayudas fijas de 1.500 euros por baja renta o cambio de residencia.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Real Decreto que contempla los umbrales de renta y rendimiento para los programas de Becas, tras su paso por el Consejo de Estado, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha defendido que "respeta el principio de equidad y el derecho a la educación".

 

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría, ha explicado que se recoge "en los mismos términos" expresados por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, en sus últimas exposiciones sobre esta materia. "En resumen, a mismo nivel de renta, mayor rendimiento es mayor beca; y a mismo nivel de rendimiento, menor renta se traduce en mayor beca", ha apostillado.

 

La vicepresidenta ha insistido en que "todos los alumnos recibirán, si cumplen las condiciones, un importe fijo básico". Además, recuerda que "se impide la concentración de importes sin tener en cuenta el rendimiento y se mantienen componentes fijos en situaciones específicas". Así, indica que el objetivo pasa por 

 

"Exclusivamente se incrementa la necesidad de un rendimiento superior, del 6.5, cuando se trate de ayudas más allá de las tasas", ha sentenciado Sáenz de Santamaría, que concluye que, de esta forma, "se establece un componente fijo de ayuda que se recibe en todo caso cumpliendo los niveles de renta y un elemento variable que atienda a la renta pero también al rendimiento".

 

NOTA DE CORTE DE 5.5

 

Finalmente, el Decreto de Becas exigirá una nota de 5,5 tanto para optar a una beca en el bachillerato como para acceder a la gratuidad de matrícula en la universidad. Concretamente, en el ámbito de los estudios no universitarios, se pedirá un 5,5 de media en 4º curso de ESO para optar a una ayuda en el Bachillerato, y no un seis como inicialmente preveía el borrador de decreto. En años anteriores, en cambio, bastaba con matricularse en Bachillerato para poder pedir una beca.

 

Este criterio se mantiene al acceder a un FP de grado, ya que el único requisito académico será inscribirse, mientras que se exigirá un 5,5 en el titulo de Bachillerato para optar a una ayuda en el primer curso de FP de ciclo superior. Para poder mantener la beca habrá que superar todas las materias menos una, cuando hasta ahora sólo se exigía promocionar.

 

 En cuanto al ámbito universitario, se pedirá un 5,5 de nota media en bachillerato y prueba de acceso a la universidad para poder gozar de exención de tasas e matrícula, en lugar del 6,5 que se había planteado in.icialmente en el borrado. Ese cinco y medio es la nota que ya se venía pidiendo desde 2012, cuando Educación, también por Real Decreto, incrementó medio punto la exigencia académica para las becas.

 

Por otra parte, para acceder a las ayudas económicas directas que plantea el sistema --dos ayudas fijas de 1.500 euros por baja renta o cambio de residencia y una variable en función del rendimiento y el presupuesto disponible--, el estudiante deberá tener una media en bachillerato y prueba de acceso de al menos un seis y medio.

 

Además, para mantener estas ayudas se establecen requisitos también distintos en función de las ramas del saber que, básicamente, reproducen las pautadas en el decreto de año pasado, salvo en el caso de las ciencias, donde se pedía aprobar al menos un 80 por ciento de los créditos y a partir de ahora bastará con un 65 por ciento para tener gratis las tasas. No obstante, para recibir fondos habrá que aprobar el curso entero (con un cinco basta) o un 80 por ciento con una media de 6.

 

Las mayores exigencias se mantienen para las ramas de ciencias de la salud y ciencias sociales, artes y humanidades, donde habrá que aprobar el 80 y el 90 por ciento de los créditos, respectivamente, para pasar de curso con matrícula gratuita. Para acceder a las becas fijas y la variable se requerirá que si no se aprueba todo (con un cinco bastaría), se supere al menos el mismo porcentaje respectivo con una media de 6,5.