El cumpleaños más difícil del gran Capitán

Minutos. Quique Martín, que en dos semanas cumple 38 años, suma 28 minutos de media por partido en lo que va de temporada, en la que sólo ha jugado como titular tres veces, algo inédito en su carrera
ISABEL DE LA CALLE
Lo reconoce él mismo: “En lo deportivo es el momento más difícil de mi carrera. A todos los futbolistas lo que nos gusta es jugar y está claro que no lo estoy haciendo tanto como quisiera”, aseguraba tras el entrenamiento de ayer el asturiano.

Lo cierto es que a puertas de celebrar su trigésimo octavo cumpleaños, su mayor ilusión deportiva sigue siendo la de disponer de minutos cada fin de semana. El pasado año, de hecho, ya manifestó al renovar con la UDS tras haber pasado un calvario de lesiones que su intención era seguir lo que pudiera para retirarse sobre el césped con un buen sabor de boca. Éste, de hecho, podría ser el último año de Quique como jugador en activo.

Sin embargo, sus últimos cuatro años en Salamanca, los minutos de los que ha disfrutado han ido descendiendo paulatinamente y su figura ha mutado de imprescindible a secundaria. Sin duda, algo muy difícil de aceptar para un jugador de su clase, que es un mito para todo el unionismo después de nada menos que 274 partidos defendiendo la elástica blanquinegra. Esta temporada sólo ha disputado una media de 28 minutos por choque, de los que en sólo tres ha sido titular. La pasada, a pesar de las lesiones, terminó con 53 minutos de media en 24 partidos, en la anterior se fue hasta los 71 y en la 07/08, a 86 minutos.

De hecho, el propio jugador unionista aseguró ayer que está “en perfectas condiciones” para jugar 90 minutos, aunque ésa es una “decisión que tiene que tomar el entrenador”, como él mismo reconoce.