El cuerpo del niño de 3 años hallado muerto en Málaga presenta signos de ahogamiento por sumersión

El cuerpo del niño de tres años hallado muerto presenta signos de asfixia por sumersión, es decir, ahogamiento; aunque habrá que esperar a los resultados de las pruebas y estudios complementarios para confirmar las causas de la muerte.

El niño fue encontrado pasada las 01.00 horas en una balsa en los Montes de Málaga. La autopsia al cuerpo del pequeño se ha practicado este martes por parte de forenses del Instituto de Medicina Legal y, aunque en principio se apunta a un ahogamiento, se han remitido muestras para realizar estudios histopatológicos y toxicológicos para precisar las causas.

La balsa en la que fue hallado el niño se encuentra dentro de un recinto vallado, en los Montes de Málaga, según ha precisado la Guardia Civil. Se trata de una alberca de grandes dimensiones, ubicada en una zona de difícil acceso, que se utiliza habitualmente para la lucha contra incendios.

La pareja sentimental de la madre del menor, un hombre de 23 años y que en un principio denunció la desaparición, está detenido como presunto autor de los hechos, y se encuentra en dependencias de la Guardia Civil en Rincón de la Victoria, a la espera de pasar a disposición judicial.

El arresto se produjo después de que el hombre, que se encontraba al cuidado del niño, cambiara su versión de lo sucedido en varias ocasiones, lo que llevó a los agentes a abrir una nueva vía de investigación.

Tras la denuncia de la desaparición realizada sobre las 17.30 horas por el propio arrestado, los agentes iniciaron una "rápida y exhaustiva" búsqueda en estrecha colaboración con la Policía Local de Rincón de la Victoria, personal del sistema Emergencias 112 Andalucía y un gran número de vecinos de la localidad.

Fue pocas horas después, cuando agentes de la Guardia Civil pertenecientes a distintas unidades de la compañía de Vélez-Málaga, hallaron en una balsa el cuerpo sin vida del menor, que residía en la barriada de El Palo, en Málaga capital. La investigación continúa abierta para esclarecer los motivos y la persona o personas que participaron en la muerte del menor.

En un primer momento el detenido, que, al parecer, tiene cierto grado de discapacidad, dijo que el pequeño había desaparecido en un centro comercial de la localidad de Rincón de la Victoria, pero las cámaras de seguridad mostraron que el niño no había estado allí.

Después afirmó que lo había perdido de vista en una playa en la Cala del Moral y se buscó al niño en un acantilado conocido como El Cantal, un área de rocas por donde discurre el paseo marítimo del municipio. Finalmente, sobre las 01.00 horas, él mismo condujo a los agentes a la balsa donde fue hallado el cadáver.