El cuarto informe también revela que los huesos de Las Quemadillas son humanos

Este trabajo ha contado con una dificultad añadida de que los restos fueron extraídos de una hoguera en la que se aplicó una plancha metálica
El informe del Instituto Nacional de Toxicología y de la Universidad Complutense de Madrid ha revelado que los huesos hallados en la finca de Las Quemadillas (Córdoba) son humanos, según adelanta 'El País'. Se trata del cuarto informe que se realiza sobre los restos hallados en la ficha donde José Bretón, padre de los niños desaparecidos Ruth y José, encendió una hoguera el pasado ocho octubre.

De esta forma, los expertos del Instituto Nacional de Toxicología y de la Universidad Complutense de Madrid coinciden con el análisis de los otros dos informes encargados por la familia materna, que apuntaban que los restos eran humano, contradiciendo el primer informe realizado por una técnico de la Policía Científica en noviembre de 2011.

Fuentes del Ministerio de Justicia explicaron que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses podría comparar el AND de los restos hallados en la hoguera de la finca cordobesa de Las Quemadillas con el de los niños Ruth y José. Ha sido el Servicio de Biología de esta institución de referencia en la materia quienes han estudiado estos días la viabilidad de llevar a cabo esta prueba.

DIFICULTAD AÑADIDA
Este trabajo ha contado con una dificultad añadida debido a que, como señalaban los informes realizados hasta la fecha, los restos fueron extraídos de una hoguera en la que se aplicó una plancha metálica que elevó la temperatura de las llamas a entre 650 y 800 grados. A esa temperatura es difícil conservar muestras de AND.

En cualquier caso, antes de abordar el estudio biológico, fue preciso que el Servicio de Criminalística del citado Instituto --situado en la localidad madrileña de Majadahonda-- finalizara un nuevo análisis antropológico de estos restos que fue solicitado por el juez de instrucción número 4 de Córdoba.

Se trata de la cuarta vez que se procede a un análisis de este tipo en el marco de casi un año de investigación. Hasta ahora el juez cuenta con un primer estudio elaborado por la Comisaría General de la Policía Científica en el que se determinaba que los restos eran de animales y otros dos elaborados por expertos independientes que coinciden en que los restos corresponden a niños.

Para solventar estas contradicciones el magistrado ha ordenado las nuevas diligencias que se han realizado en el Instituto Nacional de Toxicología, a donde se remitieron el martes 28 de agosto las muestras para que fueran analizadas, de cuyos resultados se ha desprendido que los restos hallados son humanos.