El Cristo del Amor y de la Paz 'apaga' la luz en Salamanca

Cristo del Amor y de la Paz (Foto: T. Navarro)

La Hermandad salmantina ha vuelto este Jueves Santo a cruzar el río Tormes y subir por la siempre vistosa y complicada ascensión de la calle Tentenecio, hasta llegar al centro de la ciudad.

La Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz ha vuelto este Jueves Santo, 25 de marzo de 2016, a cruzar el río Tormes y subir por la siempre vistosa y complicada ascensión de la calle Tentenecio, hasta llegar al centro de la ciudad.

 

Con salida a las 20.30 horas, los hermanos han comenzado el único itinerario de la Semana Santa salmantina que parte de la zona transtormesina, concretamente de la iglesia antigua del Arrabal para continuar por la carretera de Madrid y paseo del Progreso con entrada al Puente Romano.

 

 

Tras cruzar el Tormes, la hermandad se ha sumergido en el casco antiguo con sus dos pasos, el Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, una talla anónima del siglo XVII, y el de María Nuestra Madre, del artista Hipólito Pérez Calvo, de 1987.

 

A continuación, después de cruzar el río, la procesión ha continuado por Rector Esperabé, Ribera del Puente, Tentenecio, Plaza Juan XXIII, Catedral, acto penitencial en el atrio de la seo, Plaza Anaya, Rúa Mayor, Meléndez, Rúa Antigua, Plaza de San Isidro, Libreros, Vera Cruz, Tentenecio, Ribera del Puente, Puente Romano, carretera de Madrid e iglesia antigua del Arrabal.

 

Esta Hermandad se fundó en Salamanca el 2 de febrero del año 1971 por la iniciativa de un grupo de jóvenes que no encontraban en las cofradías salmantinas existentes, un lugar adecuado para desarrollar sus inquietudes espirituales, estéticas y devocionales. Por ello, decidieron embarcarse en una nueva que supuso un revulsivo para la celebración de la Semana Santa de Salamanca, al ser unánime la idea de que esta hermandad contribuyó decisivamente a superar la profunda crisis de este tipo de actos que se celebra cada año en Salamanca.

 

Sus imágenes y su devoción forman ya parte de la historia de estos actos religiosos.