El Cristo de las Batallas luce de nuevo en la Catedral de Salamanca

Ha sido restaurado durante los dos Ăşltimos aĂąos para mostrar su imagen original

El Cristo de las Batallas ya luce de nuevo en su capilla de la Catedral Nueva de Salamanca despuĂŠs de las tareas de rehabilitaciĂłn que se han llevado a cabo en los dos Ăşltimos aĂąos.

El deán de la Catedral de Salamanca, Ángel Rodríguez, ha presentado esta talla “con gran carga histórica y emocional” para los devotos que se le ha devuelto a su “hechura primitiva” quitándole “en la medida de lo posible” todos los añadidos que los avatares de la historia han ido aplicando sobre ella.

Se han descubierto los rasgos originales de la talla y la policromía más antigua que conserva, mostrando un “espléndido” Cristo absolutamente desconocido hasta el momento presente.

El Cristo de las Batallas tiene un valor histórico y cultural de “primer orden” para la Iglesia de Salamanca, puesto que “ha sido leído en clave de vínculo con la restauración de la sede salmantina respecto del dominio musulmán y de la consiguiente liberación de estas tierras para la cristiandad”.

Por ello, el Cabildo de la Catedral ha querido reservar la primitiva imagen del Crucificado y preservarla de hoy en adelante como “reliquia” y “no como objeto de museo”.

Junto a la recuperaciĂłn de la imagen primitiva, se ha colocado una rĂŠplica de las mismas dimensiones del original, incluyendo la recreaciĂłn de una policromĂ­a casi exacta a la mĂĄs antigua, sobre la cruz y peana histĂłricas, en el retablo que se erigiĂł para la imagen en 1734 en la Catedral Nueva.