El Corte Inglés y el Banco de Alimentos se unen por los más necesitados

Supermercado El Corte Inglés

El centro comercial salmantino se compromete a donar productos de alimentación, colaborar en la organización y desarrollo de las operaciones kilo y realizar otro tipo de acciones puntuales que permitan ayudar a los más necesitados.

El Corte Inglés y Bancos de Alimentos de Salamanca han suscrito un convenio de colaboración permanente con el objetivo de armonizar e intensificar las distintas acciones que ambas entidades vienen realizando de manera conjunta en favor de los más necesitados.

 

Este convenio marco responde a la vocación del centro comercial de María Auxiliadora de participar en aquellas acciones encaminadas a atenuar en lo posible los efectos de la marginación y el hambre, y se enmarca en la línea de colaboración abierta desde hace tiempo con acciones puntuales como Grandes Recogidas de Alimentos.

 

Con este acuerdo, El Corte Inglés se compromete a donar a Banco de Alimentos de Salamanca productos de alimentación aptos para el consumo que serán repartidos entre instituciones para hacerlo llegar a las personas necesitadas. Para ello, dicho convenio recoge los procedimientos, frecuencias y modos de recogida que comenzaron desde el pasado lunes 3 de agosto. A este acuerdo se sumarán otra serie de acciones puntuales que decidan de forma conjunta el El Corte Inglés y Banco de Alimentos.

 

El Grupo El Corte Inglés y la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) ya suscribieron en el año 2013  un convenio de colaboración permanente con el objetivo de armonizar e intensificar las distintas acciones que ambas entidades venían realizando de manera conjunta en favor de los más necesitados.

 

La firma de este convenio viene precedida de anteriores iniciativas de colaboración permanente con los respectivos Bancos de Alimentos de Castilla y León donde ya se trabaja desde hace tiempo facilitando sinergias y ayudas.

 

Banco de Alimentos de Salamanca es una Organización No Gubernamental sin ánimo de lucro y basada en el voluntariado que tiene como objetivo básico la recogida y el aprovechamiento de alimentos donados por empresas productoras o empresas de distribución o por particulares, con objeto de hacerlos llegar a las personas, familias y colectivos necesitados a través de los centros asistenciales de Salamanca y su provincia. Durante el pasado año el Banco de Alimentos de Salamanca gestionó más de 3 millones de kilos de alimentos.