El Corte Inglés: un abismo de 21.000 metros cuadrados separa al PP y la oposición

La abismal diferencia entre la propuesta de la oposición y la del equipo de Gobierno augura un choque frontal en la solución para El Corte Inglés. El día 30 de marzo, 'careo' entre técnicos y políticos para confrontar informes.

El equipo de Gobierno ha puesto sobre la mesa su postura con respecto a las posibles soluciones para El Corte Inglés. Y con un informe con sello de los técnicos municipales que, curiosamente, coincide con todas las tesis que defienden Fernández Mañueco y sus concejales, ha dejado claro que no está dispuesto a reconocer errores, a pesar de que la justicia ha anulado el plan urbanístico hecho por gobiernos del PP para el centro comercial. Y que tampoco coincide en soluciones con el resto de la corporación.

 

Esto augura un choque de opiniones en torno a una cifra: los 21.000 metros cuadrados de exceso de edificabilidad. El informe, elaborado por el redactor del PGOU, Fernando Lombardía, y avalado por PSOE, Ciudadanos y Ganemos cuantifica en esa cantidad la edificabilidad que se concedió a los grandes almacenes por encima de lo que le correspondía, una decisión del Ayuntamiento que, además, ha sido anulada por la justicia. El exceso da pie a la petición de compensaciones para equilibrar la situación.

 

Sin embargo, el equipo de Gobierno del PP hace sus propias cuentas y convierte esos 21.000 metros en '0'. Según el concejal Carlos García Carbayo, el cálculo está mal hecho y lo que se concedió al centro comercial para construir su edificio es lo que correspondía, teniendo en cuenta que hizo además la nueva plaza, una calle, urbanizó toda la zona, levantó el centro integrado o el campo de fútbol.

 

La diferencia estriba en las interpretaciones de los técnicos y los cálculos que se hacen sobre la edificabilidad que corresponde al sector, los metros construídos, el gasto en compensaciones... Y va a dar lugar a un 'careo' entre los responsables de los dos informes, el del PP y el de la oposición. Será el día 30 de marzo con presencia de técnicos y políticos que tendrán ocasión de confrontar sus conclusiones, tan diferentes.