El corte de tráfico del paseo San Vicente se salda sin retenciones

Mañana dominical de cortes de circulación en las calles de la capital salmantina. La operación de desmontaje y traslado de una caseta de telefonía móvil del Hospital Clínico Universitario obligó a cortar la circulación en el paseo de San Vicente desde la avenida Maristas hasta la curva de acceso al complejo sanitario en sentido salida de la ciudad.
J. R.

La restricción de la circulación se efectuó durante el transcurso de unas cinco horas, desde las siete de la mañana y hasta las doce, y no provocó problemas de circulación. Para evitar equivocaciones, la Policía Local instaló elementos de seguridad y vallas en la intersección de Maristas con el paseo de San Vicente para impedir que algún conductor despistado tomara el camino habitual para desplazarse hasta el Hospital y el puente Sánchez Fabrés.

El Ayuntamiento habilitó, para impedir un corte total de este tramo, un carril en dirección contraria para no obligar a los conductores a buscar una salida a la ciudad más alejada del entorno del Hospital. De esta manera, la Policía Local desdobló la calzada del paseo de San Vicente en dirección a la Puerta de Zamora desde la curva del Clínico y hasta la calle Espejo, donde el tráfico se organizó de forma tradicional. El escaso movimiento de vehículos en la mañana del domingo, al tratarse de una jornada festiva para la mayoría de los trabajadores, favoreció una operación rápida de desmontaje y traslado de la caseta de telefonía móvil, que no vino acompañada de atascos en esta importante vía de la ciudad. La circulación se restableció por completo sin haberse registrado incidencias a las doce de la mañana. El corte de tráfico del paseo de San Vicente no resultó, por otro lado, el único que se encontraron en la mañana de ayer los conductores.

La celebración de la XVII carrera popular Don Bosco afectó al tránsito de vehículos en la avenida de Salamanca desde las siete de la mañana y hasta las tres de la tarde, cuando el evento deportivo concluyó. Al igual que ocurriera en el paseo de San Vicente, el corte de la circulación rodada se desarrolló sin incidencias. En este caso, la restricción del paso de automóviles se ejecutó entre la glorieta de San Juan Bosco y la intersección con la calle Gran Capitán y la prolongación de Gran Capitán. La Policía Local desvió a los vehículos a través de la avenida de Portugal y de la calle Valles Mineros.