El Coro Infantil de Fundación Caja Duero celebra su primera clase abierta

Estas actividades permiten a los padres conocer el proceso de aprendizaje seguido en una formación coral

El Teatro de Caja España-Duero ha acogido la primera clase abierta del Coro Infantil de la Fundación, que cuenta con 32 miembros. Familiares y amigos acompañaron a los alumnos para observar la dinámica habitual de una jornada de ensayo.

 

Esta experiencia, nueva en el proyecto, resultó muy interesante tanto para los niños como los acompañantes. Este tipo de actividades, que poco a poco se incorporan en la educación en general, permiten a los padres conocer el proceso de aprendizaje seguido en una formación coral. Además de mostrar directamente la metodología de trabajo, la clase abierta ayuda a los alumnos perder el “miedo escénico”, ya que facilita la adaptación a diferentes entornos y situaciones. El objetivo es aunar una serie de elementos que potencian el crecimiento musical y personal.

 

El Coro toma como punto de partida el método usado por el compositor húngaro Zoltan Kodaly para acercar y transmitir distintos tipos de música al pueblo. Con esta técnica, los niños interiorizan de forma sencilla los elementos del lenguaje musical y aprenden melodías y ritmos complejos, siendo ellos los propios autores. Se trata de desarrollar sus capacidades auditivas con ejercicios polifónicos, o proponiendo a los niños que inventen ritmos partiendo de una estructura predeterminada. Así se potencia su creatividad e interiorizan la información rápido y con garantías.

 

La clase concluyó con una felicitación de Navidad y la interpretando de dos villancicos: uno español, “Corre, corre al portalico”;  y otro argentino, “Huachito Torito”.