El coraje español no pudo con la eficacia sueca (73-79)

El efecto Sancho Lyttle fue contrarrestado por una eficacia sueca rayando lo extraordinario
Sobriedad sueca ante la intensidad española (17-21):
Se presumía un partido difícil y el primer cuarto lo confirmó. Suecia, con un estilo lento y con la calidad de Frida Eldenbrink en el exterior dominó el marcador (hasta llegar a un preocupante 12-20). Lucas Mondelo pidió un tiempo muerto, cambió de directora de juego (Ouviña por Aguilar) con la instrucción clara de elevar el ritmo de juego. La salida de Amaya Valdemoro levantó los aplausos de la afición que llenaba el Pabellón que lleva su nombre, y un 2+1 de la de Alcobendas.

Un triple “made in Palau” minimiza el vendaval ofensivo sueco (20-23): 37-44
El inicio del segundo cuarto fue un espejismo. Un tapón de Lyttle después de una gran defensa, balón para Amaya que da una asistencia para la canasta en contraataque de Marta Fernández. Todas las características del juego español que parecía difícil de realizar. La eficacia sueca rayaba lo extraordinario con una Anna Barthold que tomaba el relevo de Eldebrink. Una técnica a Amaya después de protestar una posible falta tras un fallo en el tiro era la muestra de la impotencia. Sólo los momentos, breves e intensos, de juego veloz de las de Mondelo, España disfrutaba. Pero seguía fallando la defensa. Suecia conseguía volver a llegar a los 10 puntos de diferencia (34-44) pero un triple desde 9 metros “made in Palau” minimizó el daño para irse al descanso 7 abajo.

Continúa la peligrosa montaña rusa (15-16) 52-60
El partido seguía controlado por la máquina sueca. La defensa española subió un peldaño su intensidad y la casta de nuestras exteriores provocaron dos situaciones de 2+1 (una de Laia Palay y otra de Anna Cruz) pusieron el marcador muy apretado (44-46). Otro nuevo espejismo. Halvarsson se aprovechaba de su superioridad en la pintura cuando Sancho Lyttle descansaba mientras que Eldenbrik dejaba de anotar para marcar el ritmo que convenía a su equipo. La ventaja de Suecia subía cuando el partido se tranquilizaba y bajaba cuando el caos se apoderaba del mismo.

El último empujón no fue suficiente (21-19) 73-79
Los peores presagios se cumplían. Dos tiros libres de Eldebrink colocaban a Suecia 14 puntos arriba (54-68) a falta de 7 minutos y medio, y lo peor: el público caía en una mini depresión. Ahí surgió de nuevo la casta. Un par de acciones de coraje de las de Mondelo consiguieron que casi 2500 espectadores defendieran cada jugada de Suecia. Un triple de Elisa ponía el 63-70 y se volvía a bajar de los 10 puntos a falta de 5 minutos. Las infalibles muñecas suecas se agarrotaron y un tapón de Sancho hacía vibrar el Pabellón. Pero dos canastas de Andersson hicieron mucho daño. Al final, no pudo ser, y Suecia casi certifica su clasificación mientras que España depende de sí misma para ser su acompañante.

ESPAÑA 73 :(17+20+15+21): E Aguilar (10), L Palau (12), A Cruz (5), L Nicholls (4), S Lyttle (5) – cinco inicial – M Fernández (4), C Ouviña (-), C Lima (-), M Xargay (1), A Montañana (7) y Valdemoro (19)

SUECIA 79: (21+23+16+19): F. Aili (4), F Eldebrink (18), K Andersson (14), E Eldebrink (9) y L Halvarsson (14) – cinco inicial - M Aasa (-), A Nordstrom (-), D Hamilton (2), M Staalvant (5), A Barthold (8), S Yderstrom (8), J Stjarntrom (-)

Incidencias: Más de 2000 espectadores en el Pabellón Amaya Valdemoro de Alcobendas. En el palco, el Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Alcobendas, Pablo Salazar, y el Presidente FEB, José Luis Sáez,