El convenio para la nueva estación de autobuses, "muy avanzado" un año después de anunciarse

El convenio entre Junta, Ayuntamiento y empresas de autobuses está a punto de terminar su elaboración... más de doce meses después del primer anuncio.

El convenio para poner en marcha la ansiada reforma de la estación de autobuses sigue, un año después de anunciarse la iniciativa, todavía sin firmar. Eso sí, el equipo de Gobierno mantiene que está a punto de terminar su elaboración y ha insistido en el mérito del alcalde. El primer anuncio se hizo en julio de 2015 y pasados los doce meses no se ha sabido nada más.

 

"La remodelación de la estación de autobuses es un proyecto en marcha gracias a las gestiones del alcalde con el consejero de Fomento y a la buena disposición del consejero", ha dicho García Carbayo, que ha insistido en que el proyecto tiene una base cada día más sólida con el compromiso de las obras para finales de 2016. El convenio está "muy avanzado" y a punto de ser discutido en el Ayuntamiento, para lo que será sometido a discusión en el pleno.

 

El proyecto debe sustentarse en el acuerdo entre ambas instituciones y las empresas concesionarias del servicio del bus, y debe operarse casi seguro con dos convenios paralelos. La Junta ya anunció el proyecto con 3,5 millones de euros de presupuesto y finalización en 2018. El equipo de Gobierno se ha mostrado conforme para hacer aportaciones económicas del Ayuntamiento de Salamanca, pero que todavía no está redactado de manera definitiva ni aprobado el convenio, aunque "prácticamente está hecho".

 

"Llevamos un año para la firma del convenio, me ha parecido entenderle don Carlos, porque no me ha explicado los motivos y esto no lleva sólo desde septiembre de 2015, sino desde marzo de 2010 que salieron cantidades para las estaciones de Salamanca y Ávila; la de Ávila se hizo, pero la de Salamanca no se desarrolló, son seis años", ha respondido el concejal socialista Arturo Ferreras.