El consumo de energía del sector agrícola y ganadero representa el 3% del consumo final en España

Según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía, para la presente década se estima una continuidad en el crecimiento de la actividad agraria

El consumo de energía asociado a las actividades agrícolas y ganaderas ha alcanzado en el año 2010 los 2.786 Ktep (miles de toneladas de equivalente en petróleo), lo que supone el 3%  del consumo de energía final en España durante dicho periodo, según indican los datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Para la presente década, en la que se estima un aumento continuo de la actividad en el sector primario, se prevé una tasa de crecimiento anual del consumo de energía del 3%.

 

Unos datos que se han puesto sobre la mesa en el marco de la jornada 'Tecnologías energéticas aplicadas a la agricultura sostenible', celebrada hoy y organizada por la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS). Esta reunión ha contado con la participación de María Luisa Castaño, Subdirectora General de Estrategias de Colaboración Público-Privada del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO); Antonio Villarroel y Elena Sáenz, presidente y coordinadora de la PTAS respectivamente; Francisco Victoria, de la Consejería de Presidencia de la Región de Murcia y Ángel Sánchez de Vera, Jefe del Departamento de Servicios y Agricultura del IDAE. También han formado parte de este foro diversas plataformas energéticas, que han expuesto las diferentes oportunidades de negocio que el uso eficiente de la energía tiene en el sector agrícola y ganadero.  

 

Según Antonio Villarroel, presidente de la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible,  'hoy por hoy contamos con un amplio abanico de tecnologías energéticas que pueden ayudar a que el sector agropecuario tenga una producción más eficiente y a que a la vez permita un ahorro sustancial en el consumo de recursos. No podemos ignorar estas tecnologías porque son un pilar más para generar una agricultura sostenible, produciendo más con menos'.

 

Programa Innpacto

Por su parte, María Luisa Castaño ha anunciado que será a principios de 2013 cuando contemos con la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y su plan correspondiente. Unos documentos que, según Castaño, se sustentan en cuatro pilares fundamentales: excelencia, liderazgo empresarial, empleo y sociedad.

 

Asimismo, y tras asegurar que 'invertir en ciencia es una inversión de futuro', Castaño ha anunciado que antes del 31 de diciembre se liberarán los fondos del 'Programa Innpacto', por el que se distribuirán 375 millones de euros entre más de 1.200 proyectos.

 

Ahorro y eficacia energética

El mayor consumo de energía en el sector agrícola y ganadero se centra en la maquinaria, que engloba el 62% de este gasto. El regadío acapararía el 15% del consumo energético y las explotaciones agrarias el 23% restante. Así lo indica Ángel Sánchez de Vera, del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), organismo que ha establecido estos parámetros en base a una serie de estudios llevados a cabo durante los últimos años.

 

En el subsector relacionado con la maquinaria, en el que el consumo de energía es debido fundamentalmente al uso del tractor para el cultivo de tierras, el ahorro podría conseguirse promoviendo en mayor grado las técnicas de mínimo laboreo por siembra directa y mejorando la eficiencia energética de los tractores.

 

'Teniendo en cuenta que para esta década se contempla una penetración de la siembra directa de un 30% en el horizonte del año 2020 se alcanzaría un ahorro de 142 ktep/año', comenta Sánchez de Vera. 'Asimismo, se prevé una reducción del 25% del parque de tractores que a su vez han mejorado su eficacia, lo que contribuiría, también, a una caída del consumo energético'. Con la puesta en marcha de dichas iniciativas, según el IDAE, se prevé un ahorro en el horizonte 2020 de 864 ktep/año en lo que a maquinaria se refiere.

 

Por otro lado, la reforma y modernización de las instalaciones de bombeo, así como la migración de sistemas de aspersión a sistemas de riego localizado harán que a lo largo de la década actual se reduzca un 30% el consumo de energía derivado de las labores de regadío.

 

En lo que respecta a las explotaciones agrarias, aunque se estima que habrá un crecimiento de las mismas en los próximos años, también está prevista su modernización, por lo que el ahorro de energía en 2020 sería del 20%, lo que equivaldría a reducir algo más de 18 ktep/año el consumo.

 

Asimismo, la jornada, a la que han asistido alrededor de cien profesionales relacionados con el sector, ha contado con la participación de diferentes Plataformas Tecnológicas, como la del Hidrógeno y Pilas de Combustible, la Fotovoltaica, Eólica y de la Biomasa, que han expuesto las oportunidades de negocio existentes en dichas tecnologías energéticas aplicables a la agricultura y ganadería.