El Consistorio recauda 3,6 millones en multas de tráfico y zona ORA

Memoria de la Policía Local. La Concejalía de Tráfico y Seguridad estudia la implantación de sistemas que detecten los vehículos que se saltan el semáforo en rojo. Videovigilancia. Consigue el efecto disuasorio
EVA CAÑAS

Las 52.172 infracciones de tráfico registradas en 2009 en Salamanca generaron una recaudación en las arcas municipales de 1.880.000 euros, de los que 1,1 se depositaron de forma voluntaria y 698.000 por la vía ejecutiva, según se detalla en la memoria anual de la Policía Local que presentaron ayer el concejal de Tráfico y Seguridad, Francisco Albarrán y el superintendente José Luis Serrano. A esta cantidad hay que añadir los 1,7 millones recaudados de la zona de estacionamiento regulado (ORA), ligeramente por debajo de los 1,8 de 2008.

Al respecto, Albarrán confirmó que la recaudación de la zona azul en 2010 se incrementará tras la nueva concesión de este servicio y la ampliación a más zonas de la capital, como por ejemplo, Salesas y Garrido, entre otras. En cuanto a la puesta en marcha del vehículo multacar, destinado a denunciar el estacionamiento indebido en doble fila, el concejal de Tráfico puntualizó que se iniciará la actividad a finales de este mes o en julio, “cuando comienza la nueva concesión de la zona ORA”.

La memoria de la Policía Local detalla las calles donde se han efectuado más denuncias de tráfico, donde destacan Gran Vía, Condes Crespo Rascón, avenida Italia o María Auxiliadora, entre otras. Por tipo de infracción, el más habitual es el estacionamiento en la zona ORA sin colocar el tique, seguido del hecho de exceder el tiempo autorizado previo pago. Otras de las multas más frecuentes se deben a aparcar en zonas reservadas a otros usuarios, sobre la acera o en un carril de circulación.

Por otra parte, Francisco Albarrán anunció que su Concejalía de Tráfico está estudiando la posible implantación de sistemas para detectar los vehículos que se saltan el semáforo en rojo y que conllevaría la correspondiente sanción. “Nos preocupa este tema porque hemos detectado zonas conflictivas donde no se respeta el semáforo”, subraya. En este sentido, confirma que se analizarán los puntos primordiales a colocar estos dispositivos con la intención de concienciar al ciudadano. De momento, el concejal no precisó fecha para su puesta en marcha ante la actual coyuntura economía y recorte de presupuestos.

Respecto a las cámaras de videovigilancia, instaladas en zonas estratégicas de la capital el año pasado, con un total de 16 en activo de las 32 previstas, Albarrán se muestra satisfecho con la eficacia de este método: “Se ha conseguido reducir los actos vandálicos, en algunas zonas incluso a cero, así como el efecto disuasorio deseado”, resaltó. Asimismo, recordó que la utilización de las imágenes de estas cámaras de vigilancia sólo pueden ser requeridas por la Justicia “con la finalidad de conseguir información al respecto de cuestiones que supongan un delito”. La ampliación del número de dispositivos de momento se retrasa ante la crisis económica.