El Consistorio firma la cesión de los terrenos que acogerán el Parador

Futura infraestructura. El alcalde, Cipriano González, espera que el proyecto esté listo en esta legislatura aunque hasta la próxima no se sacarán a concurso unas obras que durarán casi ocho años
Lorena Lago

El alcalde de Béjar, Cipriano González, firmó ayer el documento administrativo que acredita la cesión a la Administración General del Estado de la parcela de La Cerrallana en la que se construirá un Parador Nacional.

Una tarea que, como Cipriano González explicó, “pone el punto final a varios años de trabajo en los que ha habido que realizar una labor discreta para no confrontar a nadie porque es difícil hacer coincidir el tiempo preciso y el terreno necesario”.

El alcalde del municipio explicó que el Ayuntamiento puso a disposición de la Administración diez posibles localizaciones, entre las que sus representantes escogieron una parcela de 30.907 metros cuadrados y que alcanza un valor estimado de 1,8 millones de euros. Cuando finalmente optaron por este espacio, el solar aún no estaba urbanizado, aunque “ahora ya está en perfectas condiciones”, según indicó el alcalde, para que el proyecto siga adelante. Así, indicó Cipriano González, continuará el modelo del equipo de Gobierno Municipal por el que se eligió dotar a Béjar de una gran industria y de capacidad turística.

La construcción de esta nueva infraestructura convertirá a Salamanca en una de las provincias de la región con mayor número de paradores, un total de tres, gracias a los existentes en Ciudad Rodrigo y Salamanca. Firmada la cesión, y según estima el primer edil, “lo siguiente será elaborar el proyecto definitivo, algo que haremos en esta legislatura, aunque hasta la próxima no sacaremos a concurso las obras”. Además, y si las previsiones se cumplen, el nuevo establecimiento hotelero contará con un total de 80 habitaciones “de primer nivel” en las que se aunará la vida tradicional y el turismo. Asimismo, Cipriano González resaltó que “este Parador estará vinculado al paisajismo y contará con un diseño bioclimático muy en consonancia con la Sierra, cerca del campo de golf y de las instalaciones deportivas y de fácil accesibilidad desde la autovía.

En otro orden de cosas, la encargada de dejar constancia sobre el papel de la firma fue la delegada provincial del Ministerio de Economía y Hacienda, Ana Belén Lobato, quien reiteró su agradecimiento al alcalde de la localidad por la cesión de unos terreno que serán a su vez gestionados por Turespaña.

Ana Belén Lobato incidió en que está previsto intervenir en el resto de actuaciones con “la mayor celeridad posible” para que el terreno esté preparado “cuanto antes”.

Finalmente, la delegada ministerial en Salamanca subrayó que el Parador Nacional va a suponer que Béjar cuente con un instrumento con “potencial importante” para el desarrollo de la zona, sumado al que ya existe con La Covatilla.