El Consistorio expide 200 tarjetas de residente en la nueva zona

500 solicitudes. Aumentan las peticiones desde la apertura del plazo a inicios de agosto.
A. R. L.

El Ayuntamiento ha recibido medio millar de solicitudes de tarjetas de residentes desde inicios de agosto para la nueva zona ampliada y diferenciada con el color verde en el contrato de la ORA (Ordenanza Reguladora de Aparcamiento), aprobado para los próximos diez años y que ayer entró en vigor.

Tras semanas dedicadas a la comprobación de los datos presentados por los ciudadanos con el objetivo de analizar, mediante el contraste, si la documentación se ajusta a los requisitos solicitados, el Consistorio ha comenzado a aprobar la concesión de las tarjetas de residentes para alcanzar, en una primera etapa, 200 tramitaciones culminadas en la capital.

Este volumen en constante evolución se suma al registrado en el anterior contrato, que comenzó en 1989 con la misma vigencia que el presente y explotado por la misma empresa. El saldo asciende a unas 4.000 tarjetas.

El nuevo contrato de la ORA afecta a 21 calles de Garrido Sur y a cinco del barrio de San Vicente. La Avenida Alfonso IX de León, calles Alfonso de Castro, Alfonso IV, Alonso de Ojeda, Arroyo de la Lastra, Conde Cabarrús, Conde Don Vela, Fernando de la Peña, Fernando de Rojas, Los Hidalgos, Norte, Pérez Herrasti, Pinzones, Pizarro, Salesas, Sarasate, Sur, Toledo, Van Dyck, Velázquez y Víctimas del Terrorismo nutren la zona verde.

El límite de estacionamiento en estas vías es de cuatro horas y las tarifas serán de 0,69 euros la primera hora, 0,95, la segunda y 0,83, la tercera y la cuarta.

Mientras, la Cuesta de la Encarnación y las vías Fonseca, García Tejado, San Ambrosio y San Silvestre, del barrio de San Vicente, están reguladas por la zona azul. El límite de estacionamiento es de dos horas y la tarifa aplicable la primera hora es de 0,69 euros y la segunda de 1,11.

Mientras, desde la Concejalía de Tráfico aseguran a este periódico que la primera jornada de la ampliación de la zona de estacionamiento regulado se desarrolló sin incidencias por la implantación de un servicio renovado y mejorado con la incorporación de nuevas tecnologías, pero ya conocido por los ciudadanos en su esencia.