El Consistorio adjudica la tercera fase de ampliación de la residencia

Inversión. 57.000 euros del segundo Plan E y 42.000 más, procedentes de los Planes Provinciales de la Diputación. Nuevas subvenciones. Se han solicitado otros 150.000 euros al Fondo de Cooperación
E. BERMEJO

El Ayuntamiento de Valdelosa ha adjudicado ya la tercera fase de ampliación de la residencia de mayores, inversión que asciende a cerca de 57.000 euros y que se financia con cargo al segundo Plan E del Gobierno.

No será ésta la única inyección económica que se aplique este año al edificio, pues quedan pendientes otros 42.000 euros procedentes de los Planes Provinciales, que pueden servir para la ejecución de la cuarta fase.

Y es más, el alcalde de la localidad, Manuel Prada, ya empieza a soñar con la quinta si la Junta de Castilla y León le concede la subvención de 150.000 euros que serán financiados por el Fondo de Cooperación. Su intención es dedicar, pues, todas las ayudas que perciba este año a la ampliación de la residencia.

En este sentido, hay que recordar que la segunda fase, que ascendió a cerca de 100.000 euros, también se realizó con cargo al Plan E del Gobierno central el año pasado, mientras que la inversión en la primera fue de cerca de 60.000 procedentes de la Junta.

Si por algo se distingue este edificio, que abrió sus puertas en 2005 años, es por la excelente acogida que ha tenido por parte de toda la comarca, no en vano hay una amplia lista de espera. Una residencia que está gestionada por el Ayuntamiento, nueva, cómoda y que cobra a sus ocupantes una cantidad por debajo de la pensión mínima. Manuel Prada destaca, además, otra ventaja para los residentes: “Los mayores no tienen que abandonar sus pueblos, ni perder las referencias del lugar donde han vivido siempre, pueden permanecer aquí, en su casa”.

El centro en la actualidad está en funcionamiento con 19 plazas hábiles aunque, una vez terminadas todas las fases, el objetivo es llegar a las 39 ó 40.

Las obras que acaban de adjudicarse comenzarán en breve y consisten en finalizar la estructura de habitaciones y el tejado, toda vez que la fase anterior se centró en preparar la planta sótano, que en su día acogerá almacenes y un tanatorio, y que servirá de base para las dos fases siguientes.

Actualmente, trabajan a diario siete personas, además de médico y ATS que pasan consulta un número determinado de horas a la semana. “Es una de las pocas residencias públicas sin ánimo de lucro que hay en la provincia, pero vamos soportando su mantenimiento gracias a las subvenciones que recibimos por los grandes dependientes”, precisa el alcalde.

Prada cree que cuando el centro esté concluido definitivamente, con 20 plazas más y cuatro o cinco empleos fijos que se sumen a los ahora existentes, “la residencia dejará de ser deficitaria”.

Por lo que se refiere al número de mayores de la localidad, el alcalde cree que no es demasiado elevado en comparación con otros municipios, y asegura que el grueso de la población de Valdelosa se sitúa en la franja intermedia que oscila entre los 45 y los 55 años.