El Congreso recorta su Presupuesto en casi cinco millones de euros

Se trata del tercer ejercicio consecutivo en el que se rebaja el gasto
La Mesa del Congreso de los Diputados ha aprobado el presupuesto de la Cámara para 2012, que supone una reducción de un 5,2 por ciento con respecto al año anterior, lo que equivale a un recorte de casi cinco millones de euros que saldrán mayoritariamente de gastos corrientes como protocolo y viajes. En concreto, la previsión presupuestaria es de 86,9 millones frente a los 91,7 millones con los que contó en 2011.

Se trata del tercer ejercicio consecutivo en el que se rebaja el gasto y, con este nuevo recorte, el Presupuesto de la Cámara se sitúa en niveles de 2006, según se encargó de puntualizar a los periodistas la vicepresidenta primera del Congreso, la 'popular' Celia Villalobos, tras la reunión celebrada este martes por el órgano de gobierno de la Cámara.

El único capítulo que sube es el de Transferencias Corrientes, del que salen las subvenciones para el funcionamiento de los grupos parlamentarios. Esta partida se ha anotado un aumento del 2,34 por ciento debido a que en esta legislatura hay un grupo más que en la anterior, el de Unión, Progreso y Democracia (UPyD). No obstante, no se han incrementado las cantidades que se abonan en concepto de cuota por diputado y cuota por grupo.

En términos porcentuales, el apartado de Inversiones Reales es el que ha sufrido un mayor recorte, en concreto un 11,05 por ciento, pero tres de los cinco millones que se recortan saldrán del capítulo de Gastos Corrientes en Bienes y Servicios, que ha registrado un descenso del 7,14 por ciento.

Destacan la bajada significativa de partidas como las de 'Atenciones Protocolarias y representativas' (-45,69%), 'Material, suministros y otros' (-15,87%), 'Viajes de comisiones y delegaciones oficiales' (-14,55%) y 'Transportes y locomoción' (-8,32%).

El capítulo de Gastos de Personal tiene una reducción de un 4,58 por ciento, que viene determinada por la aplicación al ámbito del Congreso del primer decreto ley del Gobierno del PP, que contemplaba la eliminación durante 2012 de las aportaciones que las administraciones, entidades y sociedades públicas venían realizando a los planes de pensiones o contratos de seguro colectivos de sus funcionarios y empleados públicos, que incluyen la cobertura de la contingencia de jubilación.

Supresión de los planes de pensiones parlamentarias
En consecuencia, el pasado mes de enero, las Mesas del Congreso y el Senado decidieron también suprimir la aportación que las Cámaras realizan mensualmente al plan de pensiones privado creado para parlamentarios y funcionarios de ambas instituciones.

Asimismo, la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, ha informado de que en el marco de la política de ahorro que la Cámara inició hace cuatro años también ha decidido congelar las contrataciones y la convocatoria de oposiciones.

A ello se suma la posición adoptada por las Cortes Generales al inicio de la legislatura, cuando se resolvió no reeditar los denominados grupos de amistad con otros parlamentos que venían funcionando en las últimas décadas y que, al comienzo de la crisis económica, ya vieron reducido tanto su número como su actividad durante el mandato de José Bono al frente de la Cámara Baja.