El Congreso rechaza el derecho a decidir de Cataluña

Pleno del Congreso.

Reafirma "la importancia de la seguridad jurídica y la lealtad institucional" que el Gobierno debe "preservar".

El Pleno del Congreso ha aprobado una moción de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) que rechaza el derecho a decidir de Cataluña, una iniciativa que ha cosechado finalmente el apoyo del PP y del PSOE, no así del PSC que ha optado por la abstención.


El texto recibió el voto negativo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), los nacionalistas de CiU, PNV y BNG y de los independentistas de Amaiur y ERC. CC se ha decantado por la abstención, mientras que Foro Asturias y UPN han respaldado el texto de la formación magenta.

En concreto, la moción de UPyD deja claro que "bajo ningún concepto, una parte de la ciudadanía puede decidir sobre la organización territorial del Estado, ni sobre cualquier otro aspecto o precepto de la Constitución, excluyendo al resto de dicha eventual decisión".

UNA PARTE NO PUEDE DECIDIR POR TODOS

El segundo punto del texto afirma que "ninguna autoridad o poder público tiene derecho a privar a todos o parte de los ciudadanos residentes en su territorio de los derechos y libertades que la Constitución española reconoce y garantiza a todos y cada uno de los españoles".

También proclama que "en un Estado social y democrático y Derecho nadie está por encima de la ley y no puede permitirse trocear el cuerpo de la ciudadanía ni redefinir el sujeto de la soberanía nacional, que no es otro que el pueblo español", el único --precisa-- "que puede ejercer, por los cauces legalmente establecidos, el 'derecho a decidir' sobre la unidad de la nación y los derechos del conjunto de los ciudadanos".

Por último, reafirma la vigencia de los artículos de la Constitución que definen a España como un "Estado social y democrático de Derecho que, propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político", y que hace al pueblo español dueño de la soberanía nacional.

UPYD NO ACEPTÓ LOS AÑADIDOS DE PP Y PSOE

La moción de UPyD recibió sendas mociones de adición del PP y del PSOE para que se incluyeran algunos matices al texto original, pero el partido que lidera Rosa Díez no ha aceptado ninguna de las dos porque hacerlo suponía, a su juicio, desviar la atención del objeto del debate.

Así, mientras el PP quería añadir una reafirmación del artículo 2 de la Constitución, que establece la "indisoluble unidad de la Nación española" y el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, el PSOE insistía en la necesidad de reformar la Constitución.

No obstante, en aras del consenso, la formación magenta planteó una enmienda transaccional a los dos grupos mayoritarios para añadir a su moción original que la Constitución de 1978 es desde hace más de 30 años "el marco de convivencia entre los españoles" y reconocer "la importancia de la seguridad jurídica y la lealtad institucional" que los poderes públicos tienen la obligación de preservar.

Su propuesta ha contado finalmente con el respaldo de 'populares' y socialistas aunque en el partido que capitanea Alfredo Pérez Rubalcaba no todos han votado a una. Los diputados del PSC se han desmarcado del PSOE y han decidido abstenerse en la votación del texto de UPyD para no votar en contra del derecho a decidir en Cataluña.

 

Noticias relacionadas