El Congreso rechaza de nuevo la despenalización del consumo del cannabis y sus derivados

Cannabis intervenido en Pulianas

La Comisión Mixta para el estudio del problema de las drogas ha rechazado la petición de UPyD en la que pedía al Gobierno que despenalizara la producción, comercio y consumo de cannabis y derivados, bajo controles y condiciones legales, fiscales y sanitarias..

Se trata de una proposición no de ley que ha sido rechazada por la mayoría del Grupo Popular en la Cámara Baja, y en la que la formación magenta defendía la libertad de las personas para consumir cannabis bajo su responsabilidad.

INSEGURIDAD JURÍDICA EN ESPAÑA

La formación que lidera Rosa Díez cree que esta libertad no debe ser menoscaba por un Estado que sí permite consumir otras sustancias "muy nocivas" para la salud como el alcohol o el tabaco y reclama "hacer normal en las leyes lo que es normal en la calle". Así, denuncia la "inseguridad política" existente en España respecto a este consumo y una "inseguridad jurídica sobre las conductas y tipologías ilegales".

Además, considera que resulta "demasiado ambigua e imprecisa" la distinción que la ley hace entre "cultivo y propiedad para un autoconsumo despenalizado o para el tráfico a pequeña escala, o entre el tráfico ilícito y el cultivo y elaboración para el consumo tolerado".

A su juicio, está demostrado que el prohibicionismo no consigue erradicar el consumo de estas sustancias y que, por el contrario, incentiva un tráfico ilegal floreciente, ligado a otras formas de delincuencia organizada.

"Se trata, en definitiva, de abordar el fin de la prohibición de consumo de cannabis y derivados regulando todos los aspectos del asunto: cultivo, venta y consumo, restricciones legales específicas (como la venta a menores o limitación de la publicidad), definición y supervisión sanitaria de los productos de venta legal, y tratamiento fiscal", concluye en su escrito la formación", defiende UPyD.

NO HAY QUE DESPENALIZARLO

El diputado del PP, Joaquin Villanova, ha justificado el voto en contra del Grupo Popular a esta iniciativa en que el cannabis no es una sustancia inocua, sino que afecta a la maduración cerebral de las personas, especialmente entre los jóvenes que consumen.

De hecho, ha resaltado que en muchas ocasiones es una de las razones que más afectan al fracaso escolar, al mismo tiempo que ha resaltado que en la mitad de los accidentes de tráfico, en torno al 47,7%, se había consumido esta sustancia.

"Hablamos alegremente de liberalizar de forma bastante amplia pero tengo que recordar el informe europeo de 2014 donde personas entre 15 y 34 años la proporción de consumidores diarios es del 4 por ciento, un porcentaje bastante importante", ha recalcado, al mismo tiempo que ha avisado del "peligro" que supondría liberalizar el cannabis puesto que su consumo aumentaría.