El Congreso rechaza con el voto de PP abrir una comisión de investigación sobre los ceses en la AEAT

El Pleno del Congreso ha rechazado este martes la petición del PSOE de crear una comisión de investigación parlamentaria sobre los ceses y dimisiones ocurridos en la Agencia Tributaria (AEAT) en las últimas semanas.


MADRID, 17 (EUROPA PRESS)



La iniciativa, derivada de una interpelación al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, del pasado miércoles, ha contado con el voto a favor de PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, ERC y BNG, frente a la abstención de CiU, PNV, CC-NC y Geroa Bai. Los 'populares' han sido los únicos en rechazar la propuesta, aunque su mayoría absoluta ha bastado para que no salga adelante.

En el texto, el PSOE reclamaba una comisión de investigación donde citar tanto al propio ministro como a los inspectores de Hacienda vinculados con el caso y, si fuera necesario, también a los representantes de la multinacional Cemex y de los despachos de asesoría que le habrían aconsejado en relación con el expediente fiscal.

INDEPENDENCIA Y AUTONOMÍA

Además, pretenden que los miembros de la comisión tengan acceso a los expedientes polémicos que ha tramitado la AEAT, comenzando por el de Cemex, que según la Ley General Tributaria están sujetos a secreto y no pueden ser publicados ni divulgados.

Asimismo, se insta al Gobierno a "garantizar que la AEAT actúa de acuerdo con los principios de legalidad, equidad, generalidad y eficacia en la lucha contra el fraude fiscal", así como con "independencia y autonomía", y a "prescindir de las injerencias ilegítimas" de los responsables en la Agencia y de la asignación de puestos en función de "intereses particulares". En este punto se ha incluido una enmienda de UPyD para que la negociación del estatuto de la AEAT que regulará estos aspectos se negocie con todos los grupos parlamentarios.

La moción también pide al Congreso un rechazo de "la reiterada utilización por el ministro de Hacienda, en debates políticos y parlamentarios, de la información sobre el cumplimiento por determinados contribuyentes de sus obligaciones fiscales, a las que no debería tener acceso de acuerdo con la legislación tributaria".

ABORDAR EL PROBLEMA ANTES DE PASAR PÁGINA

El portavoz socialista de Hacienda, Pedro Saura, ha defendido que las instituciones "le deben a los ciudadanos" la creación de esta comisión ante "un nuevo escándalo" de la AEAT, de manera que se pueda "saber toda la verdad" sobre lo sucedido con el expediente sancionador a la cementera mexicana Cemex.

Así, aunque valora la oferta de negociación de un estatuto para la AEAT que hizo el ministro de Hacienda la semana pasada, el diputado socialista ha recordado que antes es necesario "abordar el problema directamente" para "obtener consecuencias" sobre lo que ha pasado, y no "pasar página".

"La mejor forma de resolver la desconfianza hacia las instituciones es la transparencia y no el ocultismo. Para que no haya dudas sobre la Agencia y que vuelva a tener el nombre que siempre ha tenido y que todos deseamos que siga teniendo lo mejor es una comisión de investigación", ha insistido, acusando a los 'populares' de votar en contra porque "no quieren que se sepa la verdad de lo que ha sucedido".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha asegurado que el país "no se puede permitir una Agencia Tributaria politizada" ni que los ciudadanos piensen que este ente "tiene dos varas de medir: una para grandes empresas, para la familiar real o para los partidos, y otra para el resto". "No lo podemos tolerar, no ya la situación, sino la sospecha de la situación", ha afirmado Anchuelo.

AL SERVICIO DE "OSCUROS INTERESES"

Su homólogo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, ha criticado la "utilización" que el PP hace de las instituciones públicas "de forma partidista al servicio de oscuros intereses clientelares y caciquistas". "Es indigno que se use la Agencia para favorecer a determinados sectores sociales en detrimento del resto", ha dicho, citando el caso Bárcenas o la investigación sobre la Infanta Cristina como "ejemplos de la decadencia de este sistema".

Teresa Jordà (ERC) ha ironizado con que la solución a la "pretensión de manipulación política escandalosa e ilegal" sobre la Agencia Tributaria no cambiará sólo porque "el Gobierno cambie 'rojerío' por 'facherío'". Y Olaia Fernández Davila (BNG) ha acusado a Montoro de "reírse de todos los ciudadanos" con su falta de explicaciones. "La AEAT no puede dar la imagen de ser benévola con quienes más tienen y tremendamente dura con los que menos tienen", ha añadido.

COMISIÓN PREMATURA

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha lamentado que se hable de un caso concreto en lugar de ver "el fondo" del problema, que es que, "en los últimos años, los grandes desprotegidos en las actuaciones de la inspección de la Agencia Tributaria son los contribuyentes". Por eso, ha reclamado una Agencia "efectiva, con una estructura jerarquizada, y coherente y homogénea en la aplicación de las normas tributarias", sin objetivos económicos en sus actas y que afronte también la economía sumergida.

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha defendido la necesidad de que la Agencia tenga un "prestigio incuestionable" y ha alertado de que "cualquier sospecha" sobre "actuaciones de favor" hacia algunos contribuyentes puede conllevar "menos legitimidad" para exigir impuestos y una pérdida de conciencia fiscal de los ciudadanos. "Luz y taquígrafos", ha exigido a renglón seguido, aun considerando "un poco excesivo" que se pida una comisión de investigación en este momento, motivo de su abstención.

"LADRAN, SANCHO, LUEGO CABALGAMOS"

Finalmente, la portavoz de Hacienda del PP en la Cámara Baja, Ana Madrazo, ha acusado a los socialistas de "descender a la parte más oscura y menos noble de la política" al presentar una moción que sólo busca "atacar y desprestigiar al ministro" Montoro por el único motivo de que les "escuece" que sus medidas estén teniendo resultados. "Ladran, Sancho, luego cabalgamos", ha dicho, citando 'El Quijote'. "El PSOE sigue ladrando y ladrando y, mientras, el PP seguirá cabalgando hacia la recuperación económica y la creación de empleo", ha apostillado.

Además, ha criticado al principal partido de la oposición por "ofender" a la Agencia Tributaria, que es una "institución independiente, seria, rigurosa, que actúa con criterios técnicos y profesionales, y bajo el único mandato de la ley"; y también por "sembrar dudas y difamar" a sus profesionales, que "trabajan con enorme respeto y al margen de interferencias políticas".

"Son rotundamente falsas sus acusaciones sobre la injerencia políticas en la AEAT", ha dicho la diputada, negando asimismo --como ya hiciera Montoro-- que se haya dado un trato de favor a Cemex o que la información sobre el expediente sancionador sea cierta. "No existe ninguna prueba documental de que ese expediente sancionador exista. ¿En qué se basan para hacer unas acusaciones tan graves? Porque si hubiera un funcionario que relevó datos sobre habría cometido una ilegalidad y ustedes deberían denunciarlo en los tribunales", ha añadido.

En la misma línea, ha insistido en que los ceses de las últimas semanas que el PSOE "pretende pintar como una caza de brujas" es un "proceso normal de relevos" por la llegada a la Dirección de Santiago Menéndez hace apenas medio año. "Piensa el ladrón que todos son de su condición, porque cuando el PSOE llega al poder arrasa, se encarga de hacer limpieza ideológica allá donde va", ha añadido.

Además, ha puesto el fallido proyecto de Eurovegas como prueba de que "este Gobierno no hace trajes a la medida de nadie" por mucho dinero que pretenda invertir. "La única táctica del PSOE es demoler, destruir, practicar la política de tierra quemada, y para ello no dudan en usar como herramienta una organización honorable y reconocida como una de las mejores del mundo por la OCDE", ha concluido.