El Congreso, a la espera de la ley que fije calendario y plazos para entronizar a Don Felipe

El Rey Juan Carlos Posa Con Jesús Posada

Igual que se hizo con la reforma de la Constitución en 2011, la ley podría aprobarse en una semana en un único debate en sesión plenaria.

El Congreso está pendiente de la ley orgánica de la Corona que apruebe este martes el Consejo de Ministros para diseñar un calendario de tramitación y culminar el proceso de relevo en la Jefatura del Estado con la entronización de Felipe de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha garantizado que este proceso se resolverá "adecuadamente y sin problema".


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar este martes una ley orgánica que regule el proceso de relevo, cumpliendo la previsión constitucional recogida en el artículo 57.5 de la Carta Magna que, 35 años después, seguía pendiente.

Dicho artículo de la Constitución establece que "las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión de la Corona se resolverán en una ley orgánica".

RAJOY QUIERE RAPIDEZ

Rajoy ha dicho confiar en que "en un plazo muy breve" las Cortes puedan tramitar esa ley y proceder a la proclamación como Rey de España de Felipe de Borbón.

Poco antes de que el presidente del Gobierno anunciara la abdicación del Rey, Posada recibió la llamada de Don Juan Carlos comunicándole su decisión, como tercera autoridad del Estado.

El presidente del Congreso ha convocado al secretario general del Congreso, Carlos Gutiérrez Vicén, como responsable de los servicios de la Cámara, para analizar la situación, a la espera de que llegue ese proyecto de ley. "Actuaremos adecuadamente y sin problema --ha explicado Posada--. El proceso no es lo importante, se resolverá adecuadamente".

LA MESA FIJARÁ PLAZOS

Una vez aprobada por el Gobierno, la ley orgánica se remitirá al Congreso para su tramitación parlamentaria. El procedimiento arranca con la calificación del texto por la Mesa del Congreso, su publicación en Boletín Oficial de las Cortes y la apertura de un plazo de enmiendas para que los grupos fijen posición.

El trámite ordinario incluye después un debate de totalidad en el Pleno del Congreso y, a partir de ahí, presentación de enmiendas parciales, discusión en ponencia y en la Comisión Constitucional y aprobación por el Pleno, con un apoyo mínimo de la mayoría absoluta, al tratarse de una ley orgánica. Después el proceso se repite en el Senado.

Ahora bien, todo este procedimiento durará lo que decida la mayoría parlamentaria de la Cámara, que puede imponer un trámite de urgencia, acortando todos los plazos a la mitad, e incluso resolver su tramitación en lectura única (en una única sesión plenaria sin pasar por comisión).

 

De hecho, PSOE y PP ya reformaron la Constitución en apenas dos semanas entre agosto y septiembre de 2011.

 

Noticias relacionadas