El Comité Antinuclear y Ecologista lamenta que el nuevo aparcamiento de Prosperidad retrase la construcción del Centro de Salud

El colectivo ecologista también muestra su preocupación por las últimas medidas, anunciadas por el alcalde, ya que generan una demanda de aparcamiento y son adoptadas al margen de las mesas de redacción del Plan de Movilidad.

El “Comité Antinuclear y Ecologista” de Salamanca considera que habilitar un aparcamiento de 380 plazas sobre el solar donde debería ir el centro de salud de Prosperidad significa que el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León han renunciado a la construcción del centro de Salud de dicho barrio de forma indefinida y que según previsiones de la Junta debería estar ya inaugurado para descongestionar los centros de salud de la Alamedilla y de Sancti-Spíritus.

 

Esta asocición lamenta que, para los dirigentes de nuestra ciudad, la construcción de un aparcamiento de vehículos se anteponga a la de dicho centro de salud que es mucho más necesario para todos los vecinos de Prosperidad, San Isidro, Centro y Alto del Rollo.

 

El Ayuntamiento de Salamanca, con esta actuación, que no es una petición vecinal puesto que los vecinos disponen de aparcamiento suficiente, “fomenta” una demanda de aparcamiento que difícilmente podrá eliminar en el futuro. La nueva oferta de aparcamiento atraerá vehículos y generará nuevos desplazamientos en un barrio de “especial orografía y limitada anchura”, como así se define desde el Ayuntamiento. A pesar de ello las medidas correctoras propuestas no están encaminadas a dar alternativas para el desplazamiento y sí a facilitar la movilidad de los vehículos.

 

Curiosamente esta nueva iniciativa sirve como muestra del primer fracaso, constatable, del Plan de Optimización económica del servicio de transporte público de Salamanca; que en general ha recortado el servicio y en particular redirigía las líneas 7 y 8 de autobús urbano hacia esta zona de la ciudad, supuestamente mejor comunicada que nunca. Desde esta organización entendemos que las soluciones deben buscarse de forma global y dentro del Plan de Movilidad y no aisladamente.

 

La reordenación planteada por el Ayuntamiento para el tráfico y el aparcamiento en varias calles del barrio de Prosperidad se traduce como una oportunidad perdida en lo que concierne a la Calle Príncipe de Vergara (en los próximos días será de un sólo sentido y con aparcamiento a ambos lados de la calzada) al ser ésta la principal vía de acceso al nuevo edificio de la Junta de Castilla y León, al CAEM, al DA2 y a dos colegios. A juicio del “Comité Antinuclear y Ecologista” el Ayuntamiento  debería incrementar el carácter peatonal de toda la calle, en sus dos tramos, comenzando por el ensanchamiento de aceras. De esta forma se potenciaría el tránsito de peatones, se les dotaría del espacio que necesitan y mejoraría su seguridad. Lo que también es reivindicado por esta organización para el Paseo de San Antonio, especialmente en el tramo entre el Parque de los Jesuitas y Paseo de Canalejas.

 

El “Comité Antinuclear y Ecologista” de Salamanca lamenta que estas medidas sean adoptadas por el Ayuntamiento de Salamanca sin ninguna planificación y al margen de las mesas de redacción del Plan de Movilidad. De esta forma se pone de manifiesto la soledad del Ayuntamiento y el desprecio al intercambio de opiniones cuando se trata de asuntos importantes.