El comercio minorista elevó sus ventas en la Comunidad un 1,3%

Balance. Castilla y León registra el mayor crecimiento autonómico hasta agosto, frente a una caída nacional del 1,1%. Productos. Las ventas de alimentos mermaron un 0,5% en lo que va de año
ical

El comercio minorista de Castilla y León elevó sus ventas un 1,3 por ciento en los siete primeros meses del año, frente a un descenso nacional del 1,1 por ciento. Este aumento sitúa a la Comunidad en el primer puesto del ránking autonómico en cuanto a dinamismo de su comercio minorista en 2010, por delante Cataluña y Madrid (0,7 por ciento), Galicia (0,6 por ciento) y Cantabria, las otras cuatro que experimentaron crecimiento.

Los índices del comercio al por menor publicados ayer por el INE, también constatan que las ventas se redujeron en la Comunidad en julio, respecto al mismo mes del año anterior un 0,1 por ciento, cuando en España descendieron un 2,2 por ciento. Ese mes únicamente se elevaron en Galicia, un 0,4 por ciento, superando el resto de autonomías a Castilla y León en cuanto a caída de las ventas del sector, con lo que fue la segunda comunidad con mejor comportamiento.

El estudio señala que las ventas minoristas aumentaron en Castilla y León sin tener en cuanta las estaciones de servicios, un 2,1 por ciento, cuando en el conjunto de las autonomías se redujeron un 0,1 por ciento. La Comunidad también se situó en cabeza en este sentido en cuando a crecimiento de las ventas, igualada en este caso por Cantabria. Las ventas de Alimentación, considerando los precios constantes, aumentaron respecto a julio de 2009 un uno por ciento en Castilla y León y un 1,6 en el conjunto nacional. Las ventas de productos no alimenticios, disminuyeron en julio de 2010 en Castilla y León un 0,5 por ciento respecto al mismo periodo del año 2009 y un 4,2 por ciento en el conjunto nacional. Para el resto de productos, en julio de 2010 con respecto al mismo mes de 2009, se produjeron aumentos en las ventas de otros bienes (12,6 por ciento) y disminuyeron las de equipo personal (-5,5 por ciento) y equipo del hogar (-10,2 por ciento).

En el mismo periodo, en España aumentaron las ventas de equipo personal (1,2 por ciento) y descendieron las de equipo del hogar (-7,4 por ciento) y las de otros bienes (-4,5 por ciento). En el acumulado del año, las ventas de alimentos en la Comunidad mermaron un 0,5 por ciento. La comercialización del resto de bienes, creció en la región un cuatro por ciento, frente a un descenso en España del 0,1 por ciento.

En concreto, las ventas de bienes de equipo personas se redujeron en los siete primeros meses del año un 2,2 por ciento y crecieron las de bienes del hogar, un 1,7 por ciento, y otros, un 10,5 por ciento. En España, las ventas de bienes de equipo personal y del hogar crecieron un 0,5 y 1,4 por ciento, mientras que las de otros bienes bajaron un uno por ciento. En las grandes superficies, considerando los precios constantes, el Índice de Ventas del Comercio al por menor disminuyó en la región un 2,4 por ciento respecto a julio del año pasado.