El comercio mantiene las mismas ventas que en las rebajas de verano de 2009

El comercio salmantino cumple hoy su cuarto día de rebajas con el mismo nivel de ventas que el pasado año y la previsión de atraer a más compradores. El objetivo de los establecimientos es recuperar las pérdidas de un comienzo de año “muy flojo” y, aunque todavía no lo han conseguido, desde la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco) aseguran que la mayoría se siente satisfecha de mantener beneficios.
S. G. P.

Lo curioso de este comienzo de rebajas, tal y como se desprende de la primera encuesta realizada a los establecimientos, es que como explicó ayer a este periódico el secretario general de Aesco, Emilio Checa, “se aprecian significativos contrastes entre un establecimiento y otro”. Mientras algunos comercios cifran en un 30 por ciento más las ventas de la temporada de descuentos que el pasado año, otros hablan de pérdidas de hasta el 40 por ciento y no acaban de ver solución a la fuerte caída de las ventas que en las rebajas de invierno disminuyeron un 10 por ciento. Si bien, según los datos que maneja Checa, “la mayoría mantiene e incluso aumenta las ventas con respecto a 2009”. El objetivo del comercio es “recuperar lo perdido” dado que el pasado año también se redujeron de manera notable las ventas con respecto al ejercicio anterior obligando a muchos comercios tradicionales a cerrar sus puertas.

Previsión
Los comerciantes son optimistas y en los casi dos meses de rebajas que quedan por delante esperan que los salmantinos se animen a seguir comprando aprovechando la temporada de descuentos. La previsión cifra entre 80 y 120 euros el gasto medio por persona, 16 euros más que en el conjunto de la Comunidad donde el gasto medio alcanza los 64 euros. Por otro lado, los establecimientos salmantinos se han volcado desde el principio con descuentos que en muchas tiendas alcanzan el 50 y hasta el 70 por ciento en gran parte de sus productos.

El comercio ha decidido además no hacer efectiva todavía la subida del IVA, a la que el Gobierno dio luz verde el pasado jueves, para mantener los mejores descuentos y lograr animar así al consumo. Desde Aesco consideran que el hecho de que al fin haya llegado el buen tiempo y la primavera tan atípica que se ha vivido en la provincia “sirva para que muchos salmantinos compren ahora artículos de primera necesidad para esta temporada que no han podido adquirir con anterioridad”, afirmó Checa. De este modo, y tras una primera encuesta marcada por los contrastes, sólo queda esperar a que las ventas se animen y consigan salir airosos de un comienzo de año “bastante negativo”.