“El comercio está fastidiado pero con la esperanza de remontar esta situación”

El periodo abierto de rebajas se ha establecido en un 10% por debajo del año pasado y las previsiones apuntan a que no remontará por la “maldita” crisis.

Los comerciantes de Salamanca muestran una vez más su voz de alarme ante el descenso del consumo, incluso en este periodo abierto de rebajas, pero al mismo tiempos “mantiene la esperanza de poder remontar esta situación porque han pasado por situaciones similares y tienen una capacidad de aguante increíble”.

 

Al menos ésta es la valoración que hacen desde Confaes, según palabras de Emilio Checa, quien reconoce las dificultades económicas y el descenso de las ventas. “Hemos notado un descenso del 10% de las operaciones en relación al mismo periodo del año pasado, y las previsiones que manejamos no nos indican que vaya a producirse un incremento de las mismas, por lo que la valoración es más negativa”, señala.

 

No obstante, para Checa existe “gran incertidumbre entre los comerciantes pero éstos van a seguir luchando hasta el final porque saben adaptarse a todos los cambios, incluido éste, con una gran caída del poder adquisitivo de las familias”, apunta.

 

Pero para Emilio Checa, hay una razón muy importante por la que el consumo en navidad y fechas posteriores ha caído tan en picado. “Sin duda, la supresión de la paga extra a los funcionarios por parte del Gobierno ha hecho mucho daño al comercio porque les ha restado gran capacidad económica. Creo que las medidas que está tomando el Ejecutivo no son del todo correctas porque los problemas no se terminan de solucionar”, añade.

 

No en vano, la situación de rebajas y descuentos puede ya prolongarse durante todo el año y sin restricciones debido a la nueva normativa que no prohíbe los precios más bajos en el comercio, todo ello con el fin de que el consumo repunte y los comerciantes de capital y provincia puedan dar salida al ‘stock’ y vean aliviada su delicada situación.