El comercio de Salamanca mira al futuro con “optimismo”

Escaparate de un comercio

Después de un año “menos malo que las temporadas anteriores”.

El presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCO), Benjamín Crespo, ha reconocido que el sector mira al futuro con “optimismo” después de un 2014 que ha sido “menos malo que las temporadas anteriores”.

 

No obstante, Crespo ha señalado que, a pesar de esa mejora, “no ha llegado a ser un buen año” después de contar con unas variaciones “pequeñas” respecto al ejercicio anterior dentro de un comercio que “necesita crecer”.

 

Después de un 2014 que, a nivel autonómico, han supuesto una caída en ventas del dos por ciento y del empleo en 0,5 por ciento, el comercio ha hecho un “esfuerzo titánico” por mantenerse y es preciso ahora que “las administraciones se pongan a remar en la misma dirección que la ciudadanía”, ha continuado el presidente de AESCO.

 

Respecto a la situación del sector, después de seis años de crisis económica, el secretario general de la asociación, Emilio Checa, ha apuntado que el número de empresarios, trabajadores y autónomos vinculados al comercio en 2008 era de unos 20.000, una cantidad que ha mermado hasta los cerca de 14.000 de la actualidad.

 

En cuanto a trabajadores únicamente, se ha pasado de los 13.500 de comienzos de las dificultades económicas a los 7.500 de estos momentos en Salamanca, ha añadido Emilio Checa.

 

Por otra parte, en relación al diálogo de AESCO con el Ayuntamiento de Salamanca, Benjamín Crespo ha dicho que desde la asociación están “abiertos al diálogo” y ha pedido mayor implicación al Consistorio para, por ejemplo, convocar la mesa de trabajo creada.

 

Y, respecto a la labor desempeñada por el concejal responsable del área de Comercio, Enrique Sánchez Guijo, el presidente de AESCO ha dicho que, si tiene que ponerle nota por su trabajo en 2014, ha sido “insuficiente”.