El comedor de los pobres busca voluntarios para continuar su labor en verano

Desde la Asociación Amigos del Silencio piden la voluntariedad de los salmantinos para continuar prestando ayuda en verano a los más necesitados.

El Comedor de los Pobres de Salamanca necesita voluntarios para continuar durante el verano haciendo frente a las necesidades que acucian a las familias más necesitadas de Salamanca. Este mensaje quieren hacer llegar a la ciudadanía los Amigos del Silencio, que es la asociación que gestiona esta acción solidaria.

 

Y es que con la llegada del buen tiempo, muchos de los que trabajan de forma desinteresada durante todo el año salen de vacaciones, se van al pueblo, y en la mayoría de los casos tienen que cuidar también de esos jóvenes que disfrutan de sus vacaciones, porque muchos de los voluntarios del Comedor de los Pobres son abuelos.

 

Esta obra solidaria funciona gracias al empeño totalmente gratuito de hombres y mujeres anónimos que trabajan con el único objetivo de hacer que nadie pase necesidades en Salamanca. También por los donativos de quienes aportan alimentos y donativos económicos. Un dinero necesario para poder mantener abierto el local desde el que distribuyen todos estos productos básicos.

 

Desde su página de Facebook, los responsables indican que "en el comedor de los pobres intentamos seguir trabajando con normalidad. Para algunas personas no importa la estación del año que sea, su único objetivo es luchar para sobrevivir".

 

Por ello necesitan voluntarios que cubran a otros que llevan todo el año trabajando y ahora no pueden seguir. "Necesitamos con urgencia personas que deseen sumarse al comedor de los pobres y ofrecer un poco de su tiempo".