El colegiado Iglesias Villanueva, muy riguroso en la expulsión de Antonio Moreno en el minuto 89

Antonio Moreno, en el calentamiento previo al partido (Foto: Chema Díez)

El acta recoge lo siguiente tras el Guijuelo - Avilés: "El jugador Antonio Moreno fue expulsado por el siguiente motivo: Levantarme un brazo en forma de disconformidad y de menosprecio protestando de forma ostensible una de mis decisiones".

"El jugador Antonio Moreno fue expulsado por el siguiente motivo: Levantarme un brazo en forma de disconformidad y de menosprecio protestando de forma ostensible una de mis decisiones". Eso es lo que recoge el acta del partido, sanción que figura en el minuto 89 y ya con todo decidido en el partido.

 

Esta decisión, parece más fruto de un error o de la falta de diálogo del árbitro que debió medir las consecuencias de su decisión con el partido sentenciado y casi finalizado.

 

Habrá que ver si el club recurre la sanción porque el gesto del jugador no parece motivo suficiente como para mostrarle roja directa.

 

El jugador ya tenía tarjeta amarilla pero la expulsión no fue por doble amarrilla, fue por roja directa.