El club y la Policía preparan medidas especiales para evitar la reventa en el Helmántico

PARA EL PÚBLICO. Las puertas del estadio se abrirán dos horas y cuarto antes del partido. COMUNICADO. Del club instando al civismo entre aficiones
D.G.

Ayer fue un día tranquilo en las oficinas de la UDS, y eso es noticia después de la ajetreadísima semana que se ha vivido en el Helmántico. Una vez que todo el papel se ha vendido y que el club se ha disculpado por su error, ahora es el momento de preocuparse por la seguridad de los aficionados. Y una de las circunstancias que pueden perjudicarla es la reventa de entradas en las zonas anexas al estadio Helmántico.

El club y la Policía han decidido disponer de medidas especiales para combatir la reventa de localidades en las horas previas al partido. De hecho, ayer se llevaron a cabo labores de mantenimiento de las cámaras dispuestas en los alrededores del estadio para evitar cualquier tipo de trapicheo. Además, el club emitió ayer un comunicado en el que reiteraba que “las medidas adoptadas por el Club para el regalo y adquisición a bajo coste de entradas a los socios y abonados, tienen como única finalidad el apoyo al equipo ante, sin duda, uno de los partidos más trascendentes de los últimos años”, al mismo tiempo que recordaba que el partido ha sido declarado de alto riesgo y se insta a todos los aficionados a comportarse con civismo y no introducir objetos peligroso ni envases susceptibles de ser arrojados.

Además, la UDS quiere recordar que es preferible acudir al estadio con antelación para evitar aglomeraciones y que las puertas del estadio se abrirán dos horas y cuarto antes del partido, a las 15.45.