El clásico más trascendente

EL LIDERATO EN JUEGO. Si Avenida vence ocupará el primer lugar de la clasificación a sólo tres encuentros del final de la Liga regular. ANTECEDENTES. En esta temporada Ros se impone por 3-1
Isabel de la calle

Las mejores jugadoras, la rivalidad más enconada, los títulos en juego. Siempre hay algo que ganar en un choque como éste y, por supuesto, mucho que perder.

En esta ocasión, el clásico por antonomasia del baloncesto nacional femenino se juega aún más. El liderato, nada menos, es el botín del equipo vencedor de esta tarde en Würzburg.

Si Perfumerías Avenida logra imponerse en su feudo arrebatará el primer lugar de la clasificación liguera a las valencianas, con sólo tres jornadas más por delante para asegurarlo. Esta posición, además, da el magnífico privilegio a su poseedor de ser cabeza de serie en las dos eliminatorias de play off. Casi nada.

Ros, por su lado, tratará de aguantar en la primera posición a pesar de las más que lógicas distracciones que le haya conllevado su reciente clasificación para la Final Four europea.

Tácticamente hablando, el peso del juego de Avenida volverá a estar en su pareja interior de americanas. Lyttle y Willingham están reconocidas como las mejores de la Liga, si bien la caribeña no ha estado a la altura esperada en los últimos enfrentamientos con Ros Casares. Seguramente la defensa y las ayudas entre Erika y Delisha Milton tienen mucho que ver en ello.

Por su parte, Ros Casares ha contado con un arma letal en sus últimos enfrentamientos: el juego de Belinda Snell, que fue una auténtica pesadilla para Anke de Mondt en su último enfrentamiento.

Sin embargo, el perímetro charro no está en su peor momento, por lo que de ellas también dependerá la aportación ofensiva charra.

Mirar a los banquillos, sin embargo, es lo más desalentador: Aguilar, Valdemoro, Lima, Montañana, Drljaca... agotador.