El cierre de los cebaderos en Andalucía y Extremadura por la 'lengua azul' provocará una subida del valor de los terneros

(Foto: Chema Díez)

El sector del vacuno en Salamanca se encuentra en una situación de calma tensa ya que los animales solo pueden tener como destino el matadero, ya que los cebaderos han cerrado las puertas ante los casos surgidos de 'lengua azul'.

El sector del vacuno de carne en Salamanca se encuentra en una situación de nerviosismo como consecuencia del cierre de los cebaderos en varias provincias de Andalucía ante la aparición de nuevos casos de 'lengua azul', y el próximo de Extremadura, que ya amenazó con hacerlo hace unos días, pero que se ha pospuesto y se llevará a cabo en próximas fechas.

 

Esta situación quiere decir que los animales que salen de Andalucía y de Extremadura solo pueden hacerlo con destino a los mataderos y no a los cebaderos, como se hacía hasta ahora para evitar la propagación de la enfermedad. Este hecho va a afectar a Salamanca en gran medida porque en torno al 75% de los animales que acude cada semana al Mercado de Ganado proviene de estas dos zonas, más en concreto de Extremadura, con la mitad de los animales.

 

Por tanto, en cuanto Extremadura cierre los cebaderos y siga el ejemplo de Extremadura, será Castilla-La Mancha el origen de los animales, con Salamanca en menor medida, provocando un claro aumento del precio tanto de machos y de hembras, según ha podido saber este diario.

 

Por el momento, en Salamanca no se ha detectado ningún nuevo caso de esta enfermedad pero sí sufrirá las consecuencias del cierre de los cebaderos con una subida de los precios, y más aún cuando su principal 'proveedor', Extremadura, tome el ejemplo de Andalucía con el límite de movimientos en varias provincias.