El cielo de Salamanca se viste de fiesta por todo lo alto

El espectáculo de fuegos artificiales dio comienzo oficialmente a las Ferias y Fiestas en honor a la Virgen de la Vega.

Dibujos, sonidos y colores poblaron el cielo de Salamanca para dar el pistoletazo de salida oficial a las ferias y fiestas de Salamanca. Un rugido de fuegos de artificio que hicieron disfrutar a todos los allí presentes... que temían que la lluvia estropease un momento tan especial.

 

Y es que las Ferias y Fiestas en honor a Santa María de Vega han dado comienzo con un espectáculo de fuegos artificiales programado en el entorno del Puente Romano. Un espectáculo que contó con 25 conjuntos, un total de 1.783 unidades y casi 1.800 kilos de pirotecnia y pólvora. En las composiciones predominaron los crisantemos alcanzándose una altura máxima de 150 metros.

 

(Foto: Chema Díez)

 

La empresa encargada del disparo este año es Pirotecnia Ricardo Caballer (Ricasa), una de las primeras empresas de pirotecnia, que fue fundada en 1881. Han ofrecido espectáculos pirotécnicos en Canadá; en el Pyro-Fest y Rodhe Island, en Estados Unidos; en Río de Janeiro, para la inauguración y clausura de los Juegos Panamericanos; en Estonia, Estocolmo, en ciudades japonesas, como Yokohama o Sakura. Es la empresa que en más ocasiones ha hecho los fuegos artificiales del espectáculo de Santiago de Compostela, la Catedral del Obradoiro; también Madrid ha sido escenario de sus espectáculos en los Carnavales de 2013 y en la Cabalgata de Reyes.

 

(Foto: Chema Díez)

 

Han recibido numerosos premios en el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales de San Sebastián, uno de los más prestigiosos de España. En 2013 consiguieron el I premio de la fase de exhibición del Concurso Internacional de la Villa de Bilbao o el I del Concurso de Mascletaes del municipio valenciano de Xeraco; II Premio del Concurso de Piromusicales de Brno. 2013; I Premio Festival Internacional de Piromusicales de Sttugart, Alemania en 2009; el I Premio del concurso de Piromusicales de Grands Feux-Loto de Québec, Canadá; o el I Premio Concurso Fuegos Artificiales de Pamplona, San Fermines, 2004; entre otros.