'El Chacho' decide una trabajada victoria del Madrid

El Zalgiris de Joan Plaza le complicó la vida a los de Laso hasta el último segundo en un choque marcado por la dureza de las defensas.

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS)

 

   El Real Madrid continúa su inmaculada marcha en el 'Top 16' de la Euroliga tras imponerse (75-74) al Zalgiris en la tercera jornada de competición, tras un duelo tremendamente competido que se resolvió con un triple a falta de tres segundos de Sergio Rodríguez, cuando su equipo estaba contra las cuerdas.

 

   En su vuelta a la que fue su casa, Joan Plaza impuso su pizarra y el ritmo del encuentro, pero el final, de infarto, deparó una alegría a los locales en forma de magnífico triple de Sergio Rodríguez desde la esquina.

 

   Sin tensión defensiva, el Zalgiris asustó al Real Madrid en el inicio. No sólo en el primer minuto (0-7) sino también en los siguientes. Atacando de forma muy simple pero inteligente, los lituanos se aprovechaban de la candidez local (9-19, min.6), con Rudy Fernández como único bastión activo del cuadro madridista.

 

   El propio Zalgiris despertó a su rival a través de pérdidas innecesarias que permitieron al Real Madrid recuperar el juego en transición, su estado vital ideal. De ese modo, se fue solo cinco abajo (18-23) tras un primer cuarto en el que los bálticos fueron mejores.

 

   A Joan Plaza, que recibió una calurosa bienvenida en el Palacio, le gustaba lo que veía. Pero la entrada de Pocius comenzó a torcerle el gesto. El ex jugador del Zalgiris puso la chispa que necesitaban los blancos para un encuentro en el que, además, el tiro de tres no entraba (2/12 a la media parte).

 

   A pesar de que el croata Marko Popovic (21 puntos) estaba impartiendo una lección ofensiva, el Real Madrid aumentó sus prestaciones defensivas y merced a los buenos minutos de Nikola Mirotic (17 puntos) niveló el partido al descanso (40-40). Plaza delegó el mando en ataque para Popovic tras la reanudación y el base del Zalgiris siguió castigando desde el perímetro.

 

   Con cinco triples a mediados del tercer cuarto, el croata golpeaba al Real Madrid justo en lo que ansiaba lograr, efectividad desde fuera. Un triple de Nikola Mirotic desde la esquina, 'su' esquina, despertaba al Palacio pero era una ilusión, el partido había caído en la red ideada por Joan Plaza, que impedía la efervescencia al Real Madrid y encaminaba un encuentro de guerra y tanteo bajo.

 

   Con ese contexto se llegó al período decisivo (54-52), en el que el Zalgiris sobrevivió dando descanso a Popovic (62-62, min.36), creando un partido de posesiones largas, poca transición y escaso margen para el brillo. El ritmo acabó ahogando al propio equipo lituano porque la salida de Llull, pura energía, cambió el panorama.

 

   El de Mahón, una sombra de Popovic en defensa y un cuchillo en ataque, dio al Real Madrid ese extra que necesitaba. Pero Lafayette (13 puntos), tremendamente resolutivo, aceptó el reto. El partido se resolvería al final. Sergio Rodríguez falló un triple vital, antes de que los madridistas decidiesen hacer falta y mandar a la línea a Lafayette (que anotó los dos tiros) para disponer del último ataque. Ahí sí, el 'Chacho' no falló, su triple a falta de tres segundos noqueó al Zalgiris y dejó el triunfo en casa.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

75 REAL MADRID: Llull (), Fernández (10), Suárez (5), Mirotic (17), Begic (2) --cinco inicial--; Rodríguez (8), Draper (3), Carroll (4), Pocius (6), Reyes (6), Slaughter (2) y Hettsheimeir (2).

 

74 ZALGIRIS: Jaaber (3), Popovic (21), Darden (6), Jankunas (-), Foote (8) --cinco inicial--; Lafayette (13), Kaukenas (11), Kuzminskas (-), Juskevicius (-), Delas (4), Lipkevicius (-) y Ksistof Lavrinovic (8).

 

ÁRBITROS: Christous Christodoulou (GRE), Matej Boltauzer (ESL) y Robert Vyklicky (UCR). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 9.187 espectadores.