El cereal suma un nuevo descenso de los precios a la espera de la futura cosecha

Por su parte, el vacuno de vida cotizó al alza los machos y la carne recuperó la estabilidad con una repetición
La recogida de cereales está a punto de comenzar en la provincia de Salamanca y los malos resultados barruntan una subida de los precios, pero hasta entonces, el cereal sigue cotizando a la baja antela escasez de operaciones existentes en el mercado.

Así, la mesa acordó un descenso de entre uno y cuatro euros pese a las diferencias entre agricultores y compradores aunque ambos coincidieron en la tendencia, no así en el precio. Al final, el trigo panificable bajó dos euros (220 por tonelada); el trigo para pienso otros dos (218 euros); la cebada bajó cuatro (209 euros) , la avena y el centeno dos euros (209 euros por tonelada) y el maíz disminuyó su valor un euros hasta los 223 por tonelada.

En cuanto al vacuno de vida, la mesa decidió una subida de los machos de 0,03 euros y una repetición de las hembras pese a las discrepancias de siempre en la mesa y una polémica al finalizar la misma entre el presidente, Eloy García y un ganadero, Ricardo Escribano, que no tienen una buena relación, precisamente. El mercado de ganado continuó con una buena tendencia de asistencia con 1.267 animales de buena calidad y ventas por la presencia de más compradores en el mercado.

Por último, el vacuno de carne recuperó la estabilidad con una repetición de los precios pese a la petición de los compradores de actualizar los precios de las hembras, especialemente, que están "completamente desfasados".