El cereal sigue imparable, igual que el desacuerdo entre los miembros de la mesa

Las dos variedades de trigo, cebada, avena, centeno y maĂ­z aumentaron su valor entre 2 y 6 euros

El precio del cereal sigue al alza y sus previsiones parece que aĂşn continuarĂĄn mĂĄs tiempo, igual que el desacuerdo qus existe cada semana entre los profesionales que componen la mesa de cereales. En esta ocasiĂłn, y con un 'lleno a reventar' en la sala ante la expectaciĂłn que levanta este sector, las diferencias entre agricultores y compradores se dejaron ver enseguida.

De este modo, el trigo panificable fue el Ăşnico que no variĂł su cotizaciĂłn pese a la peticiĂłn de subida de los agricultores y de bajada y repeticiĂłn por el sector comprador. El trigo para pienso, por contra, sĂ­ vio cĂłmo su valor aumentaba en 3 euros, con la polĂŠmica servida debido a la solicitud de subida de entre 3 y 9 euros del sector productor y de bajada o repeticiĂłn de la parte contraria.

Y le tocĂł el turno a la cebada, el cereal mĂĄs fuerte y que estĂĄ rompiendo moldes; por ello, la mesa acordĂł una subida de seis euros aunque se oyeron peticiones de entre 7 y 15 euros por parte de los agricultores y de entre 4 y 6 por el sector comprador, por lo que en esta ocasiĂłn, las partes alcanzaron un acuerdo.

Por su parte, avena y centeno cotizaron al alza 3 y 5 euros respectivamente con una mayor fuerza en el mercado del centeno en detrimento de la avena, cuyo nivel de precio y de estabilidad es menor.

Por Ăşltimo, el maĂ­z sigue con su tendencia en positivo y cotizarĂĄ esta semana dos euros mĂĄs que la pasada, por los cinco euros mĂĄs tambiĂŠn de la alfalfa.

 

La cotizaciĂłn final fue la siguiente: trigo panificable, 208 euros por tonelada; trigo para pienso, 202; cebada, 196 euros; avena, 181 euros, centeno, 186; y maĂ­z 266.

 

Mesa de ovino
Por su parte, la mesa de ovino acordĂł la subida de los lechazoz 0,10 euros pese a las posturas contrarias entre los miembros de la mesa, aspecto que ya es habitual. No obstante, ganaderos y compradores coincidieron en apuntar que hay una gran escasez de animales en el mercado, aunque haya quien diga en la mesa que ni con la escasez de animales en el mercado se les pueden dar salida.