El cereal se dispara mucho para el comprador y poco para el agricultor

Los mercados nacional e internacional y el inicio de la cosecha elevan 6 euros el valor de los cultivos
El sector ya preveía una subida como ésta debido a la inestabilidad del mercado internacional que también contagió al nacional con tendencias alcistas derivadas de las operaciones, la escasez de materias primas y el inicio de la cosecha.

Así, se preveía una mesa 'calentita' porque los productores se desmarcaron con subidas de entre seis y quince euros para todos los cultivos "porque el mercado así lo demanda y el papel está desactualizado por completo", mientras que los compradores, siempre más moderados, apuntaron hacia una repetición o subida de hasta cuatro euros.

Finalmente, y como cada lunes, el presidente de la mesa tuvo que 'cortar por lo sano' y decidir él cuál es la subida, que fijó en seis euros para todos los cereales con la excepción del maíz, cuyo valor aumentó hasta los ocho euros por tonelada, aunque los agricultores señalaron que admitía hasta 15 euros.

Así, el trigo panificable cotiza a 224 euros por tonelada; el trigo para pienso a 222 euros; la cebada, la avena y el centeno a 212 euros por tonelada y el maíz a 230 euros. La paja también aumentó su valor en dos euros hasta los 71 y 74 euros por tonelada.

El porcino sigue 'guerrero'
Por su parte, la mesa de porcino se repitió una vez más como desde hace ocho meses y se enredó en la misma polémica osbre la subida o no de los cochinos de pienso. Los ganaderos volvieron a insistir en la necesidad de subir esta categoría 0,03 euros porque así lo indica el mercado, mientras que los industriales abogaron por la repetición: el tira y afloja de cada semana.

Finalmente, el presidente de la mesa decidió una subida de 0,01 euros, por un ascenso de 0,03 euros en los lechones y una subida de un euro en los tostones. En lo que respecta al blanco, estabilidad, con una repetición para todo menos los lechones que bajaron un euro su valor.

El ovino se mantiene estable
Por último, el ovino, que tanta polémica habñia generado tiempo atrás, se mantiene moderada y estableció una repetición para todas las categorías cotizadas pro la estabilidad de los mercados y las operaciones dentro del mercado, pese a que las partes no consiguen ponerse de acuerdo.