El cereal retoma su tendencia al alza con una subida de dos euros por tonelada

El ovino, por su parte, repitió precios debido a la inestabilidad del mercado y una semana similar en ventas
El cereal se volvió a convertir en el protagonista de la Lonja Provincial de Salamanca por la polémica existente en la mesa ante las dos realidad que cada uno de los sectores ve y que nunca coinciden en una misma. En esta ocasión, las posturas estaban demasiado alejadas ya que los productores demandaron una subida de entre dos y seis euros para todos los cultivos y los compradores, en su gran mayoría, una repetición de precios.

Así ocurrió con todos los productos para que finalmente el trigo panificable, el trigo para pienso, la cebada, el centeno y el maíz cotizasen dos euros al alza para fijar un valor de 220 euros, 216 euros, 215 euros, 205 y 218 euros por tonelada respectivamente. Por su parte, la avena aumentó su valor tres euros hasta alcanzar los 206, igual que la paja, cuyo valor oscila entre los 53 y los 56 euros.

No obstante, los agricultores no quedaron conformes con esta situación y demandaban un precio más elevado, con un defensor acérrimo de esta causa como Valentín Rodríguez, quien señaló que la subida debía haber sido de cinco o seis euros "porque los cereales lo valen y se opera a esos precios". Pero la decisión del presidente fijar el mismo precio casi a todas las categorías, como ya viene siendo habitual.

El ovino, con repetición de precios
Por su parte, la mesa de ovino de la Lonja Provincial acordó una repetición para los precios de lechazos y corderos pese al desacuerdo existente en la mesa con una petición de bajada por parte de los compradores y de subida y repetición por parte de los ganaderos.

No osbtante, la polémica tampoco se extendió mucho en el tiempo y la estabilidad de los mercados dfue clave a la hora de decidir los precios, iguales a los de la semana pasada.

El ibérico toma aire
Por otro lado, el ibérico parece haberse tomado un pequeño respiro después de unas semanas caóticas fruto de la inestabilidad creada por el cierre de algunas empresas del sector. Esta situación fue vista de un modo más optimista por parte de los ganaderos y de un modo más pesimista por los industriales, como ocurre normalmente en la Lonja Provincial. De hecho, los ganaderos solicitaron una subida de entre 0,02 y 0,04 euros parta los cerdos de pienso por la repetición y subida de hasta de 0,02 de algunos industriales, para una decisión final de una subida de 0,01 euros.

Así tomó la decisión el presidente de la mesa con el fin de "ir poco a poco y seguir subiendo si la situación así lo requiere". Además, los lechones bajaron 0,05 euros y los tostones repitieron.

Por otro lado, el blanco ha tocado techo en lo que a subidas se refiere por la estabilidad de los mercados y el precip no ha podido seguir cotizando al alza. Por eso, sufrió una repetición de todas las categorías.