El cereal no se altera

Nueva semana de repetición para todas las categorías salvo la avena que aumentó su valor un euro
Semana de tranquilidad y estabilidad para los cereales que han visto como, una vez más, su precio se ha repetido con la única excepción de la avena cuyo valor ha aumentado un euro. No obstante, las posturas de agricultores y compradores siguen aún muy lejanas con dos visiones muy distintas de la realidad.

Así, los productores demandaron una repetición para el trigo y la cebada y subidas para la avena y el maíz; los compradores, por su parte, solicitaron una bajada para todas las categorías señalando que era lo que el mercado establecía.

Finalmente, la decisión quedó reflejada en a repetición para todos los cultivos con la única excepción de la avena (+1) y la paja, cuyo valor disminuyó en la misma proporción (-1) aunque con enfrentamientos entre agricultores y comopradores por la 'guerra de precios'.

La patata sigue igual
Por su parte, la mesa de la patata no sufrió excesivas variaciones ya que la variedad de jaerla repitió y mantiene el valor de los 170 euros por tonelada, mientras que la mesa optó también por cotizar la variedad roja a un precio de 140 euros por tonelada que generó una mayor discusión entre las partes ya que la patata que se extrae de la tierra va destinada a contratación, es decir, que ya tiene un precio fijado de antemano.

Por ello, y por el atasco del mercado portugués, destino principal de las patatas, no hubo excesivo acuerdo entre las partes y hubo polémica al respecto.

El ovino tampoco se mueve
Por último, la mesa de ovino tampoco decidió mover los precios ni al alza ni a la baja debido a la tranquilidad del mercado pero los ganaderos sí demandaron una subida de entre 0,10 y 0,20 euros porque los precios estaban muy bajos, opción que fue desestimada.