El cereal inicia el mes de julio con el valor más elevado desde el año 2008

Tan solo el maíz se encuentra por debajo del nivel de hace cuatro años aunque su precio en el mercado es más alto que el que marca la Lonja
Los agricultores de la provincia de Salamanca tienen motivos para ser optimistas respecto a la evolución del precio de los cereales ya que se mantiene al alza y en la pasada jornada de la Lonja de Salamanca se disparó después de varias semanas de repeticiones.

De hecho, trigo panificable, trigo para pienso, cebada, avena y centeno se encuentran en el nivel más elevado desde 2008 en el inicio del mes de julio con la recolección de los cereales a pleno rendimiento, y con unas producciones muy pobres, en torno a los 2.000 kilogramos por hectárea, confirmando así las malas previsiones del sector.

La evolución del precio con el paso de los años es significativa porque en 2008 en estas mismas fechas, trigo panificable y trigo pienso se mantenían sin cotizar mientras que en la actualidad su valor es de 224 y 222 euros por tonelada respectivamente y más si se compara con los 160 o 146 euros de campañas pasadas.

Algo similar ocurre con la cebada, la avena y el centeno ya que los tres cultivos cotizan en la actualidad a 212 euros por tonelada con gran diferencia a años atrás con registros que oscilaban en el caso de la cebada en 129 y 121 euros en los años 2009 y 2010, o los 120 y 118 euros por tonelada en avena y centeno, por poner solo unos ejemplos.

El maíz, un caso aparte
En cuanto al maíz, su situación aún es más agresiva porque pese a cotizar por debajo del precio del año 2008, 232 euros por los 225 actuales, su valor en la Lonja está muy lejos de la realidad según señalan los propios agricultores, por lo que se esperan subidas más amplias en próximas semanas de 8 y 10 euros ya que en la última jornada de la Lonja se solicitaron hasta 15 euros al alza para una subida final de ocho euros.

Por tanto, la mala cosecha y la inestabilidad de los mercados internacionales pueden hacer que el valor de los cereales se dispare aún más en la provincia de Salamanca.