El cereal... ¿pierde el tren?

La mesa de cereales enfrentó a agricultores y compradores (Foto: Chema Díez)
Agricultiores y compradores se enfrentan una semana más por la subida de los productos con ascensos de entre dos y tres euros por tonelada
"El cereal está perdiendo el tren...". Así lo han indicado algunos agricultores de la Lonja Provincial en la celebración de la mesa, en la que la polémica entre los sectores volvió a quedar registrada por ver dos mercados distintos.

De hecho, mientras los productores demandaron subidas de entre tres y seis euros para todos los cultivos "porque así lo marca el mercado nacional y se hacen operaciones por encima de la Lonja", los compradores destacaron quela tendencia se ha convertido bajista o por lo menos "los precios están estables".

Finalmente, el presidente de la mesa decidió una subida de tres euros por tonelada para el trigo panificable, el trigo pienso y el maíz, y dos euros para la cebada, al avena y el centeno. El resto, salvo los garbanzos que bajaron dos euros, repitió.l

Durante las cotizaciones, la mesa no se mostró de acuerdo y los agricultores echaron en cara a los compradores lo que piden porque pagan más dinero al productor de lo que marca la Lonja, hecho que negaron en rotundo. Vamos, la historia de siempre.

Por otro lado, la mesa de ovino también generó cierta polémica, en una mañana 'movida' ya que el precio de los lechazos dividió a ambos sectores a la hora de las cotizaciones. Los compraodres sde desamarcaron con bajadas de entre 0,30 y 0,50 euros, mientras que los ganaderos abogaron por una repetición, señalando que el mercado estaba igual y que a "nosotros nos siguen opagando más por los lechazos".

Los compradores argumentaron que la entrada de lechazos de Grecia, Francia e Italia estaba haciendo mucho daño, a lo que los productores contestaron con humor: "Tendremos que aprender idiomas para comunicarnos con los lechazos".

Finalmente, el presidente de la mesa decidión una bajada de 0,25 euros para los lechazos que no contentó a los ganaderos por una repetición de los corderos.