El cereal busca su sitio a la espera de la cosecha

La mesa de cereales de la Lonja Provincial (Foto: Chema Díez)

Solo el maíz se salva de la quema de una bajada por la proximidad de una recolección que ya está esperando el sector.

La cosecha es la clave para los cereales y su valor en el mercado; así, y de cara a una nueva recolección, la mesa de la Lonja Provincial decidió una nueva bajada de todos los cultivos salvo el maíz, que continúa con mucha fuerza y volvió a cotizar al alza.

 

No obstante, los compradores o almacenistas señalaron que quizá era mejor dejar de cotizar los cereales para fijar un precio nuevo con la cosecha y no tener que realizar bajadas "pronunciadas que son las que se prevén", señalaban. Aunque no todos compartían la misma opinión ya que dos miembros de la mesa opinaban igual que los agricultores y señalaron la necesidad de cotizar para "no despistar ni al productor ni al mercado".

 

Finalmente, la tendencia a la baja se dejó clara una vez más en la mesa, con un descenso de un euros para el trigo panificable (239 euros), el trigo para pienso (237 euros), tres para cebada (219 euros), avena (214 euros) y centeno (212 euros), por los dos euros de subida del maíz (229 euros).

 

Por su parte, la alfalfa disminuyó su valor tres euros, mientras que la veza comenzó su cotización a 120 euros con repetición de la paja.

 

EL MERCADO NO FALLA

 

Por su parte, el Mercado de Ganado contó de nuevo con una gran asistencia de cabezas (1.413), para seguir con la tónica de hace ya varios meses y con unas ventas buenas en los animales, especialmente en las hembras que presentan un mayor movimiento, también en el campo.

 

Por ello, los ganaderos solicitaron 0,03 euros de subida para las hembras y repetición de los machos, mientras que los tratantes abogaron por mantener el mismo precio de la semana pasada en ambas categorías. Finalmente, la mesa de vacuno de vida, para no dar bandazos, optó por una repetición de precios.

 

Por su parte, el vacuno de carne no contó con ninguna variación en sus precios y mantiene la tónica habitual de semanas pasadas con la estabilidad por bandera.

 

Por último, la mesa de ovino continuó en unos niveles aceptables para esa época del año, con una repetición de los lechazos pese a la petición de subida de la mayoría de los ganaderos, mientras que los corderos subieron su valor entre 0,10 y 0,05 euros.