El Centro Penitenciario de Topas acoge un proyecto piloto para ayudar a los internos a dejar de fumar

Se trata de una iniciativa de la que se está a la espera de resultados para ver su posible implantación en otras prisiones del país
El Centro Penitenciario de Topas (Salamanca) ha puesto en marcha un proyecto piloto que sirve para ayudar a los internos a que puedan dejar de fumar con la ayuda de personal especializado.

Según ha informado el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, se trata de una iniciativa de la que se está a la espera de resultados para ver su posible implantación en otras prisiones del país.

Como ha podido comprobar Ramiro Ruiz Medrano, los responsables del proyecto han organizado charlas, concursos y otras actividades para que los presos se apunten y puedan deshabituarse al consumo de tabaco en sus quehaceres diarios.

La iniciativa “está abierta para todos los reclusos” y “ojalá se apuntaran todos y los resultados sean positivos”, ha dicho el delegado del Gobierno Ruiz Medrano durante su visita a Salamanca.

Primero ha presentado a los medios de comunicación en la Comandancia de Salamanca los nuevos vehículos de la Guardia Civil y después se ha acercado al centro penitenciario para comprobar ‘in situ’ la realización del programa contra el tabaquismo.