El Centro Municipal de Cultura Gitana muestra los trabajos realizados por sus alumnos

El Ayuntamiento de Salamanca ha organizado ocho talleres
El Centro Municipal de Cultura Gitana mostrará mañana los trabajos y las actividades realizadas por sus 105 alumnos en los talleres de apoyo escolar, corte y confección, alfabetización de adultos, manualidades, baile flamenco, informática, guitarra y restauración del mueble.

Al acto organizado como despedida de los alumnos antes de las vacaciones de Navidad, asistirá la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, quien ha informado que para facilitar la asistencia a las clases, el Ayuntamiento de Salamanca ha puesto a disposición de los participantes un servicio de guardería durante el desarrollo de las actividades.

Los objetivos de estos cursos son garantizar la igualdad de oportunidades, facilitando el acceso a los recursos sociales; promover la integración social mediante el desarrollo de acciones formativas; favorecer la participación de mediadores interculturales en los procesos de inclusión social; proporcionar espacios que faciliten la tolerancia y la convivencia intercultural; y promover la formación básica y acceso a los diferentes niveles educativos.

Estos mismos objetivos persiguen otras acciones municipales dirigidas a la comunidad gitana. El Ayuntamiento de Salamanca desarrolla durante el curso escolar el programa “Siguiendo el rastro del juego”, que está dirigido a los hijos de los vendedores ambulantes que, cada domingo, ofrecen sus productos en el Rastro. Esta actividad municipal ofrece a los más pequeños actividades lúdicas, culturales y formativas mientras sus padres trabajan.

Junto al Centro Municipal de Cultura Gitana y este programa infantil, el Ayuntamiento de Salamanca ofrece también el programa de Mediación Intercultural. Esta acción, pionera en Castilla y León, permite a mujeres y hombres gitanos promover entre miembros de su misma comunidad hábitos saludables, la escolarización de los niños y valores para su desarrollo personal. El Ayuntamiento de Salamanca forma a los futuros mediadores, que, posteriormente, trabajan con las distintas familias en su entorno.