El centro del campo unionista no se 'borra'

Yuma, Sergio Ramos e Iñaki Muñoz defienden la labor de los 'medios' del equipo salmantino

El centro del campo de la UDS no se siente señalado por su presidente después de que José María Fernández Mañueco asegurara públicamente que es la línea del equipo que peor estaba funcionando.

Tras el entrenamiento, varios de los jugadores que se mueven en esa posición aseguraban a los medios que no solo el medio del campo ha decepcionado en lo que va de temporada. De hecho, Yuma aseguraba: "No sé si será el centro del campo, creo que en el equipo ahora mismo no funciona ninguna línea porque no ganamos. No me doy por aludido con esas palabras, ya que cuando juego intento hacerlo lo mejor posible. Ahora no están saliendo bien las cosas, no soy tonto y lo veo. Supongo que si lo ha dicho el presidente será porque sabe de fútbol y llevará razón", añade.

En cuanto a la posible rescisión de contrato de algún 'medio', Yuma asegura: "Ellos son los que mandan, aunque también el jugador tiene que querer".

Sobre su lesión, de la que se conoció ayer que le mantendrá tres semanas sin jugar, apuntó: "Yo sabía que estaba lesionado pero forcé para intentar ayudar al equipo y al míster. Sabía que no estaba recuperado proque me dolía muchísimo. Estas tres semanas las voy a cumplir a rajatabla porque no puedo jugar un partido sí y tres no", reconoció.

Por otro lado, el canterano Sergio Ramos apuntó al respecto: "No sé si el centro del campo es la línea más endeble, pero desde luego un equipo de fútbol se construye desde ahí y si tienes un buen medio de campo tendrás oportunidad de llegar más arriba y ser más contundente atrás", reconoce.

"De momento el entrenamiento está siendo más dinámico, con más intensidad y más competencia. Si el míster nos da confianza, hay que aprovecharla y ayudar al equipo a partir de ahí. Pablo conoce la cantera, hay bajas y esperemos poder entrar poco a poco. Siempre viene bien un empujoncito que hace falta", reconoció el salmantino sobre su nuevo rol en el equipo.

Por último, uno de los jugadores más señalados por la afición y el propio presidente fue Iñaki Muñoz, que aseguró: "Yo soy un profesional de esto, para nada me voy a borrar y voy a hacer lo que pueda para salir de esta situación. La gente puede opinar lo que quiera, a nosotros lo único que nos queda es seguir trabajando para estar lo mejor posible. Ni nos afecta lo que diga el presidente, ni lo exterior, tenemos que estar si caba más unidos para salir de esta situación, que no se la deseo a nadie. Cuando salimos al campo tratamos de hacerlo lo mejor posible. Lo único que me toca es respetar la opinión de la gente, para gustos, los colores", añadió.

"La situación vivida en Pamplona fue complicada, delante de mi familia y mi gente, y me tocó pasar una noche difícil. Pero trato de hacer lo mío que es jugar al fútbol", apuntó el mediocentro.

"No me siento señalado con las palabras del presidente y no me planteo ningún tipo de rescisión, soy jugador de la Unión. Esto es un equipo, no juego yo solo. Está claro que hay que mejorar en todos los aspectos, no solo en el centro del campo. Hemos mejorado, pero aún no nos llega", subrayó.